fbpx
Educación

2022: ¡Qué lindo volver a la presencialidad!

Desde que comenzamos a proyectar el año, por allá en febrero, lo pensamos desde volver a la presencialidad. La presencialidad, una variable que se volvió determinante desde el comienzo de la pandemia Covid-19 en 2020. Lo encaramos con entusiasmo y expectativas renovadas.

Primero, planificamos la organización del período de intensificación para estudiantes con TEP y TED en dos o más áreas, en corresponsabilidad con el Equipo de Orientación Escolar y los profesores ATR y FORTE, además por supuesto, de preceptores y docentes de las materias que componían las áreas definidas. Había que comenzar a cerrar el Bienio 2020-2021 y proyectar un Ciclo 2022, más parecido a 2019, pero con las diferencias que dejó la variable contexto de pandemia.

Por un lado, el reencuentro en el aula, en marzo, con cursos completos, continuidad del uso del barbijo, tuvo características antes no vistas, características diferentes en la convivencia. Encontrarse cara a cara con el otro y otros que hacía mucho no se encontraban en la mirada y en la palabra. Situaciones surgidas con frecuencia: estudiantes con ansiedad, ante la dificultad de permanecer en el aula con 30 o más pares, de soportar los decibeles de ruido (voces hablando al mismo tiempo), dificultad para tolerar la mirada y la palabra del otro par o docente. Muchas de estas dificultades llevaron a las familias a realizar consultas con profesionales, que derivaron en terapias psicológicas y/o tratamientos farmacológicos.

Por otro lado, el encuentro en la escuela y el aula, nos hizo privilegiar el desarrollo de actividades que no estando en la escuela, debimos suspender. Por ejemplo, volvimos a encontrarnos en los recreos todos juntos, en actos escolares, en clases de educación física y danzas, las cuales, a la distancia, se sostuvieron de manera muy diferente a la que acostumbrábamos. Pudimos volver a “muralear”, trabajar la huerta, las 3Rs, las experiencias de laboratorio, tocar música en vivo, tocar los libros y disfrutar el espacio de la Biblioteca, realizar las elecciones del Centro de Estudiantes, la Maratón de Lectura, las tan “educativas” salidas educativas.

Mirar-nos. Escuchar-nos. Hablar-nos cara a cara. Dejamos de lado el zoom. ¡Qué lindo! Valoramos el encuentro con todo lo implica. Por supuesto, la entrada masiva de las TIC a la educación, sigue permaneciendo en tanto y en cuanto, colaboren con la continuidad pedagógica, con la posibilidad de trabajar en aulas invertidas…  Poder abordar el conocimiento poniendo en juego todos los sentidos genera aprendizajes más potentes y duraderos.

Además, también como señalábamos en el párrafo anterior, los conflictos en cuanto a la convivencia, dan la posibilidad de abordarlo como un contenido más con toda su importancia para la vida escolar y la vida en general, teniendo en cuenta que en la Escuela todo es acto educativo. Revisar los Acuerdos Institucionales de Convivencia, resulta de indispensable y prioritaria necesidad, involucrando a toda la comunidad educativa. Desarraigar conceptos como “expulsión”, “suspensión”, que pertenecen al Paradigma de la disciplina y atentan contra el mandato de la Ley de Educación Nacional 26206, que establece que como agentes del estado y garantes de la política educativa debemos velar por el Derecho a la Educación. 

El Paradigma de la Disciplina vulnera este derecho. Por lo cual, dejar claro que abordamos los conflictos parados en el Paradigma de la Convivencia, basándonos en la Resolución 1709/09 e interviniendo con los protocolos que incluye la Comunicación Conjunta 1/12 “Guía de orientación para la intervención en situaciones conflictivas y de vulneración de derechos en el Escenario escolar”, la 2/13 “Violencia en el ámbito familiar y otras violencias de género” y la 6/15 “Guía para el abordaje de la diversidad sexual e identidad de género en las Instituciones educativas de la Provincia de Buenos Aires”, entre otras.

En suma, la vuelta a la presencialidad, este 2022, nos brinda nuevos aires para retomar prácticas que habíamos suspendido en la escuela a distancia de 2020 y Bimodal de 2021, y reflexionar acerca de maniobras que debimos desplegar para la continuidad pedagógica y que consideramos que sostenerlas sería una buena opción para realizar el tan necesario cambio en el formato escolar.

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

María Alejandra Gimenez

Licenciada en Psicopedagogía Profesora de Inglés Directora de Escuela secundaria

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba