fbpx
Liderazgo educativo

Claves para liderar la escuela

Reconducir o tomar mejores decisiones para gestionar la escuela implica necesariamente revisar, analizar qué pasó durante el primer semestre del primer ciclo lectivo presencial post pandemia y promover un nuevo tipo de liderazgo.

Encuentros de la Red de Directivos REDIE

Aunque la sensación física y mental sea la de estar en diciembre, estamos en agosto dando inicio a la segunda parte del ciclo escolar.

No es una sensación aislada, no. Muchos de los directores, docentes, alumnos y padres con los que hablemos, dirán que llegaron al receso mucho más cansados que otros años.

El primer semestre de este año presencial trajo consigo nuevos desafíos, emergentes y problemáticas que no estaban en la cotidianeidad escolar:  algunas inéditas, otras que eran esporádicas y se convirtieron en frecuentes, algunas inusitadas y otras que incluso obligaron a repensar estrategias.

Enfrentarse a estas y otras cuestiones, llevaron a los equipos directivos y docentes a una especie de agotamiento.

Emergieron en la escuela nuevos conflictos como las problemáticas de aprendizaje producto en algunos casos de la enseñanza virtual, las dificultades emocionales y vinculares y un llamativo y preocupante desdibujamiento de las normas establecidas.

Apareció en el imaginario colectivo el concepto “Refundar la escuela” por un lado como una necesidad de volver a las raíces de la institución revalorizándola y por otro, como una oportunidad de pensar nuevas normas, estrategias, metodologías y maneras de habitar la escuela.

A pesar de la complejidad, este es un momento que puede permitir al Director posicionarse en un camino de crecimiento si no pierde de vista ciertas claves que le permitirán tomar distancia y analizar con perspectiva las acciones que deba llevar adelante… De este modo, frente a situaciones complejas, estará mejor preparado para afrontarlas.

1- Es importante haber aprendido después de la pandemia que gestionar no es una meta. Es un proceso que demanda una revisión y una evaluación constante redireccionando y adecuándose según el contexto y la realidad que nos rodea. Estamos asistiendo al fin de las direcciones escolares en las que las cosas se hacían de la misma manera durante cinco, diez o veinte años.

 Dejar de hacer algunas cosas que siempre se hicieron igual, adaptarlas o modificarlas es una respuesta casi obligatoria si estamos leyendo la realidad con los lentes correctos.

2 – Tu capacidad de gestionar de manera adecuada no está directa y únicamente relacionada con tu formación académica o con los años que lleves en la dirección de la escuela. Las actitudes, los valores, la capacidad de anticipación y de adaptación completan el combo.

3 – La buena gestión no se lleva bien con la “soledad del cargo”. Es proactiva, flexible, abierta y comunicativa. Es imprescindible gestionar con otros, escuchar las necesidades de nuestros equipos, de los alumnos y de la comunidad y ser abierto para considerar otros puntos de vista. La buena comunicación con otros directores, con los equipos docentes, con los alumnos y con la comunidad, es clave en la construcción de un liderazgo compartido y consensuado.

4 – Gestionar hoy la escuela que deseas tener, implica detectar y desarrollar talentos en el equipo. No puede pensarse una dirección que no se rodee de aquellos que destacan del resto, que aportan conocimiento, experiencia, innovación y capacidad para trabajar con otros. Es imprescindible valorar y aprovechar las capacidades de los docentes. No se trata de contratar a los mejores, sino de hacer que el conjunto funcione mejor.

5 – Generar motivación y sentido de pertenencia en todos los actores de la Institución, promueve responsabilidad y compromiso. Por ello, en tiempos de cambio e incertezas que la Dirección muestre un rumbo, un lugar hacia donde ir, ayuda a desarrollar en el equipo una idea clara de para qué y/o por qué se toman determinadas decisiones.

 Es clave entender que en tiempos de incertidumbre, los planes pueden cambiar por diferentes motivos, pero si el rumbo es certero, esas circunstancias pueden rodearse, atravesarse y seguir hacia el objetivo.

6 – Desarrollar la habilidad para seguir procesos y evaluar resultados periódicamente desde que se define el rumbo o la meta, durante su desarrollo y en  el momento de llegada, es clave para hacer una lectura fehaciente y certera de que los cambios o las innovaciones que proponemos para nuestra escuela, están sucediendo tal como se pensaron. No se trata de hacer todo solos, se trata de delegar acompañando con una supervisión o monitoreo que permita detectar avances y retrocesos en aquello que queremos lograr que nos permita tomar nuevas y mejores decisiones.

7 – Desplegar buenas habilidades de gestión implica también reconocer y atender las fortalezas y debilidades en el equipo docente y promover el trabajo colaborativo, el intercambio de buenas prácticas, los encuentros entre pares y las observaciones de clases entre colegas. Generar un espacio real o virtual para compartir experiencias didácticas, metodologías activas y recursos que inspiren a todos.

8 – Gestionar es hacer foco en el factor humano alentando el desarrollo personal y profesional de quienes forman parte de la comunidad educativa.

La escuela debe ser, para todos sus actores, un proceso de formación. Esto significa adquirir, procesar y aplicar conocimientos, actitudes y capacidades, lo que supone una categoría muy superior al proceso de instrucción de la educación tradicional. 

Se trata, entonces, de preguntarse con frecuencia acerca del propósito de estar en ella tanto los directivos como los docentes y alumnos. Todos estos esfuerzos están dirigidos a responder de alguna manera a uno de los objetivos más importantes del ser humano: la autorrealización y la construcción de su propio proyecto de vida.

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Verónica Irabedra

Magíster Internacional en Gestión Universitaria - Directora Pedagógica en Grilli Canning College - Capacitadora y Conferencista en Fundación Grilli

Deja un comentario

Botón volver arriba
X