fbpx
Docentes

Docente disponible, adolescente contenido

Urgentes políticas para el cuidado de nuestro personal docente

Encuentros de la Red de Directivos REDIE

Los docentes de escuelas secundarias , cada día que pasa, tenemos más exigencias. Ya no basta con explicar, ser creativos, escuchar las necesidades de los alumnos, motivar. sorprender, actualizarse.

Ahora, y según el nuevo régimen Académico que rige en Escuelas secundarias de Caba, debemos reunirnos en grupos de profesores por aula para analizar la situación de los alumnos en una “evaluación colegiada”.

Debemos atender las necesidades individuales de niños y niñas que presentan algún trastorno o transitan alguna operación y necesitan adaptaciones pedagógicas.

La presencialidad es cotidiana.

 Ya no hay burbujas y grupos de adolescentes que van rotando.  Pero, algunos casos como los descritos anteriormente, ameritan virtualidad y regresar al “tan Usado Classroom que estrenamos en 2020”.

Incorporamos las nuevas siglas :

Hay un período PIA (proyecto de intensificación de Aprendizaje).

El PPA es el Plan personal de aprendizaje que tiene como intención , la de construir una mirada inclusiva ya que “acompañar a cada estudiante es inherente al rol docente”.

Este tipo de mirada es una construcción que se realizará en equipo, no sólo de la mano de los y las profesoras, sino también de tutores, preceptores y autoridades de cada Institución.

Pero, recordemos que muchos aspectos de este nuevo régimen son clásicos y que los y las docentes los hemos utilizado e incorporado hace muchos años.

¿Cuáles son estos aspectos y estrategias que ya usamos en otras épocas?

Las revolucionarias “prácticas profesionalizantes”, por ejemplo ya han sido implementadas tal vez con otros nombres ya que eran denominadas  como “pasantías”. Los proyectos areales de hoy eran las conocidas actividades interdisciplinarias.

Entonces, nos agrupábamos con los profesores de Computación y Dibujo, por ejemplo y elaborábamos el periódico escolar de la Institución.

Ya planteada la situación actual docente , vamos a situarnos en el eje de nuestra actual preocupación. Nos solicitan “resignificar las prácticas docentes” y realizar un trabajo colaborativo con planificaciones conjuntas y espacios de integración disciplinar.

No niego que nos está resultando un poco demandante. No olvidemos que muchos profesores trabajan tres turnos. Por otro lado, la secundaria del futuro nos pide convivir tres o más docentes en una aula , y trabajar con los niños en un proyecto compartido.

A los profesores que confundimos espacio , con territorio –me incluyo- nos ha costado compartir este lugar de trabajo tan nuestro que es el aula, con otros/as profesionales de distintas áreas.

Los docentes fuimos y somos capaces de adaptarnos a las olas que nos ha enviado el dios Eolo , siempre. Somos especialistas en surfear tempestades, no nos vamos a intimidar.

¿No tuvimos durante la pandemia que aprender de un momento a otro a utilizar los Meet, Classroom , y Zoom? Nos convertimos en docentes técnicos , respondiendo mails, contestando preguntas, dando clases  on line… Teníamos que hacerlo por nuestros alumnos , y lo hicimos, sí.

Así que también recibimos el nuevo régimen académico aceptando las novedades pero recordando que tenemos larga experiencia en: elaboración y promoción de dispositivos de apoyo, debates, foros, actividades extraprogramáticas, competencias, seminarios, jornadas, etc.

Siempre hace falta repetir y repetir que la escuela debe ser inclusiva ,  que tenemos que apoyar la escolaridad y reducir la repitencia.

Sabemos que es mucho. Que los docentes somos seres adaptables a las circunstancias sociales, pero  ¿Quién cuida a los adultos? ¿Quién cuida a los padres? ¿Quién cuida a los docentes cansados de trabajar en tres turnos escolares?

Me imagino lo que uds están pensando: si los docentes están cansados , pues que trabajen menos .

Sabemos que la situación económica nos demanda cada vez más esfuerzo y que no alcanza para cubrir los gastos mínimos.

Pero hablo de otra cosa. ¿Quién cuida a los docentes?: Esta pregunta va más allá. Necesitamos adultos disponibles para recibir a nuestros adolescentes.

Precisamos docentes atentos en el presente, que no estén estresados y agotados porque son los adultos  que acompañan a los niños Profesores  presentes , disponibles , tolerantes. Esperamos que solucionen situaciones problemáticas, de acoso, que expliquen y sean creativos, les exigimos el mayor rendimiento en las aulas. Todo eso y más. 

No podemos ignorar las situaciones de estrés y agotamiento a las que están sometidos los integrantes de la comunidad educativa.

El Tecnoestrés es “el impacto negativo de las actitudes, pensamientos , comportamientos o fisiología corporal causado directa o indirectamente por la tecnología“. Es una “enfermedad de adaptación , causada por la falta de habilidad para tratar con las nuevas tecnologías de manera saludable”.

Los docentes , constantemente estamos obligados a saber desenvolvernos con nuevas tecnologías que siempre están renovándose y actualizándose y para las que puede no sentirse preparado.

Las consecuencias en la salud son varias:

Alteraciones, tanto físicas :  problemáticas musculares, cervicalgia, inestabilidad  cervical, dolores de cabeza. Trastornos gastrointestinales, fatiga mental, etc. Como psicológicas : ansiedad, dificultad para concentrarse, problemas de sueño, depresión, y también pueden terminar desarrollando el Síndrome de Burnout.

“Mucha gente comprometida está cansada” , sostiene el educador Bernardo Blejmar. También nos acerca un concepto al que adhiero plenamente:

“Todo se multiplica por el deseo”. No nos olvidemos de que es la rutina la que hace desaparecer el deseo, el amor, la pasión, la energía…

El deseo va declinando ante la exigencia cotidiana, por eso debemos “mover la emocionalidad de un colectivo”…

Cuidemos a nuestros docentes . Cuidemos a los adultos responsables de nuestros niños y niñas. Es un asunto prioritario.

De alguna manera, siempre la anticipación de los problemas nos ayuda a resolverlos. Necesitamos una gestión de políticas educativas que amparen , protejan y cuiden a nuestras y nuestros docentes.

Hagamos de la Escuela ese espacio de contención y cuidado de nuestros adolescentes pero no nos olvidemos de los y las docentes como promotores del verdadero cambio.

Ya lo vimos en la pandemia . Las computadoras nunca reemplazarán el contacto , la comunidad de miradas, la comunicación verbal real, los gestos, las sonrisas, los murmullos del aula.

Leer el poema de Borges y provocar pasión. Explicar texto argumentativo y generar la discusión y la implosión de opiniones diversas. 

Todo lo genera, lo provoca, lo instaura la pasión docente.

Los líderes desgastados nos conducen a la parálisis y al estrés.

Enfoquemos nuestra atención en los seres humanos

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Fabiana Minué

Prof. Fabiana Minué Castellano, Literatura y Latín. Asesora Pedagógica ETNº9 Tutora y Coordinadora de Tutores. Profesora en Yoga Deportivo Gob. de la Ciudad de Buenos Aires. Mamá

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
X