fbpx
Tecnología

Educación y tecnología: hora de invertir en el futuro

La educación y la tecnología buscan avanzar codo a codo, pero la inversión a nivel global no da signos de acompañar.

El término Transformación Digital se ha convertido en uno de los más populares estos últimos tiempos. Ha atravesado prácticamente todos las industrias, y aunque estas dos palabras parecieran estar ya un poco gastadas, apenas estamos comenzando a visibilizar los resultados de todo su potencial. Y así, mientras sectores como las Fintechs y el Ecommerce bailan al ritmo de la tecnología, hay uno que todavía está esperando su turno para sumarse: la Educación. 

Si bien el COVID-19 impactó fuertemente en los ingresos provenientes de las inscripciones universitarias (obligando a las instituciones a recortar “gastos tecnológicos innecesarios”), varios líderes en el ámbito educativo creen que es, precisamente, el momento adecuado para dar el salto e invertir en EdTech. 

Sin embargo, según un estudio de HolonIQ, la educación está muy poco digitalizada, con menos del 4% del gasto mundial destinado a la tecnología. En 2020, la educación invirtió $227 mil millones en la digitalización. Aunque se pronostica que esto crecerá a $404 mil millones para el año 2025, todavía sería apenas el 5% del gasto total. Una cifra que parece escasa y bastante conservadora, considerando que la industria de la Educación podría superar los 7 trillones de dólares para ese mismo año. 

En palabras de la Mgter. María Belén Mendé, Rectora de la Universidad Siglo 21 de Argentina: “Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse, y el sentido y potencia de la innovación que posibilita la educación no puede hoy dimensionarse completamente.” Lo que sí puede verse hoy, no obstante, es que la educación a distancia y mediada por tecnologías facilita:

  • La inclusión y acceso a lugares donde la educación formal no llegaba, permitiendo igualdad de oportunidades. 
  • La personalización del aprendizaje. Es decir, trabajar con competencias particulares, estrategias innovadoras y respetando las características de cada alumno para potenciarlo.
  • El aprendizaje en red. Espacios colaborativos que integran saberes, culturas y la construcción de soluciones innovadoras favoreciendo la creatividad.

Además, existen otras razones por las cuales es un gran momento para apostar por la tecnología en la educación. En primer lugar, la posibilidad de mejorar la experiencia de los estudiantes, ya que éstos buscan un trato más personalizado y una mejor comunicación con sus instituciones educativas en todos los aspectos (atención, gestión, pagos), algo que la tecnología permite a través de un SIS (Student Information System) moderno e integrado al campus.

En segundo lugar, la tecnología puede brindar apoyo al staff y cuerpo docente que, como la gran mayoría de las personas, se vio forzado a trabajar de manera remota hasta nuevo aviso. En una institución educativa, sistemas bien integrados y sin fricciones se traducen en una visión más completa y acertada sobre el ciclo de vida del estudiante, aportando a un mejor funcionamiento a nivel general.

En definitiva, la tecnología ya llegó a la Educación, y está lista para dar el gran salto hacia una transformación digital profunda. La pregunta es, ¿cuándo llegará la inversión a la tecnología?

En Klarway simplificamos la educación a distancia con una solución fácil, segura, accesible y rentable. Si quieres llevar la forma de evaluar al próximo nivel, contáctanos hoy para ver una demo y comenzar a hacerlo posible. 

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
X