fbpx
InvestigaciónLibros

El proceso editorial: del manuscrito a la publicación

La investigación se encuentra intrínsecamente vinculada  a la publicación de sus resultados. De tal modo que la diada investigación-publicación genera todo un ecosistema  de productos escriturales entre los que destacan los libros,  haciendo posible la divulgación y difusión de los avances investigativos.

Escribir un libro, necesita constancia, esfuerzo, ayuda y un buen argumento, para llegar a ser un buen escritor, se debe ser un buen lector, de lectura continuada y variada, lo cual además de ampliar el vocabulario, lo introducirá en las formas de discurso, diálogos, tramas y estructura, de manera que, leer es empezar a escribir un libro, a la vez es importante practicar la escritura, sobre todo si no se tiene el hábito ni la experiencia. Por lo que resulta aconsejable escribir un diario, bien sea a mano o en el computador, de manera irse soltando, expresándose, adquiriendo estilo, tono y voz escritural propia.

Escribir un libro es un proceso complejo que requiere además de inspiración, motivación y conocimiento del tema, pulcritud en la escritura (concisión, coherencia y cohesión), así como correcto empleo de la sintaxis, gramática, ortografía y ortotipografía, escribiendo párrafos que no sean excesivamente largos, dando preferencia al punto y seguido, antes que a la coma, para permitir respirar al lector.

En tal sentido, es aconsejable que los escritores, revisen el texto al menos dos veces, algunos días posteriores a finalizar un capítulo, lo cual permitirá mirar el texto con una mente clara y unos ojos activos, lo cual le permitirá percatarse de errores de los que no se había dado cuenta, sustituyendo frases y párrafos por otros que suenen mejor.

Por otro lado, leer en voz alta favorece la revisión del texto, pues permite percatarse de las frases que suenan mal o presenta incoherencias, o son ininteligibles y modificarlas.

Solicitar a otras personas de confianza que lean el manuscrito para conocer su opinión, observaciones y sugerencias y sobre todo para conocer si otros logran entender lo que usted ha escrito, lo cual además permite formarse una idea clara de las preferencias de escritura de sus potenciales lectores.

Una vez listo el manuscrito, el autor debe seleccionar a cual editorial enviarlo, Al ser recibido el manuscrito del libro, por parte de la editorial escogida por el autor, se inicia el proceso editorial, lo cual implica una labor compleja y laboriosa, de un equipo de trabajo durante varias semanas para que ese texto satisfaga las expectativas del autor y a la vez cumpla con los estándares y exigencias de la propia editorial, en función de su línea editorial y catálogo.

 Este proceso editorial del libro es multitarea ya que comprende: (a) la valoración; (b) la corrección; (c) la maquetación; (d) la creación de la portada; (e) las gestiones administrativas y legales; (f) la validación por parte de la imprenta y la impresión; (g) la publicación; (h) la promoción; (i) la presentación; (j) la venta.

La editorial procede a asignarle un lector-revisor, quien se encargará de valorar el manuscrito y determinar si efectivamente tiene potencialidades para ser publicable. En tal sentido, el lector-revisor, realiza una primera lectura general que le permite tener una visión global del manuscrito, noción de su contenido, así como del posible interés que dicho manuscrito pueda generar o no en sus destinatarios (potenciales lectores), además de evidenciar las fallas de orden gramatical y ortotipográficas.

Valorar el manuscrito implica reconocer sus potencialidades literarias, comerciales y promocionales, sabe hacer un retrato del lector ideal del libro y señalar y corregir todas las posibles faltas ortográficas y gramaticales además de incoherencias en el texto, presentando las impresiones, ideas y sugerencias para que la publicación del libro sea simplemente perfecta.

Una vez que el manuscrito ha sido valorado por el editor, y por ende aceptado, conversa con el autor sobre el diagnóstico realizado, y si se llega a un acuerdo entre las expectativas del autor y los requerimientos de la editorial, se procede a la firma del contrato editorial, y seguidamente, se pasa a la fase operativa, técnica y práctica de la edición, es decir, ortográfica, gramatical, de estilo y maquetación. Más allá de cambios objetivos, hay cuestiones de estilo, como el orden de las frases, repeticiones y redundancias, el uso de conectores, entre otros, que dependen del escritor. El corrector hace sugerencias de corrección y el autor puede decidir si aceptarlas, editarlas o ignorarlas.

El tiempo de corrección varía dependiendo de varios factores entre ellos: la cantidad de páginas del texto y la presentación adecuada del manuscrito, por ende, si un texto está bien escrito y revisado, cuidando la gramática y la puntuación, el trabajo de corrección será más rápido y sencillo, de lo que requiere un manuscrito desprolijo, cuya presentación formal no ha sido cuidada por parte del autor.

En tal sentido, es recomendable que los autores, presenten sus textos, escritos correctamente, observando las últimas reglas de la Real Academia Española (RAE) sobre la escritura. Aun cuando es estadísticamente imposible producir un libro infalible, es fundamental reducir a su mínima expresión  la presencia de descuidos por parte de los autores.

En cuanto al proceso de edición (valoración preliminar, corrección), lo ideal, es que este sea realizado por al menos tres lectores-revisores, los  que lean el manuscrito, de manera que al final del proceso se pueda tener un texto corregido por diferentes personas, dicha corrección puede oscilar de 1 a 3 meses, o mayor, en los casos más complicados, si el texto es extenso o mal presentado. Por otro lado, hay libros que son breves, llegan prácticamente listos para publicar y su corrección es rápida.

Por ende, recibir un manuscrito presentado adecuadamente, revisado previamente por parte del autor ayuda muchísimo en el proceso de edición; lo hace más rápido y puede ser una de las razones por las que un manuscrito se acepte o se rechace.

Una vez que el libro ya está corregido se introducen las correcciones y se envía al autor para que le dé una última leída. Se vuelve a repasar el libro y se envía a imprenta y de allí a la distribuidora y de allí a los puntos de venta. En síntesis la Ruta del Libro, dentro del proceso editorial, implica evaluación del manuscrito, corrección de texto (estilo y orto-tipográfica), maquetación y diagramación, edición que abarca nueva corrección, corrección de maqueta y pre-impresión, e impresión final o publicación digital. Todo esto requiere de tiempo,  por lo que el recorrido completo puede demorar hasta un año.

El editor es responsable de lo que se publica en el catálogo de la editorial, por lo que se cuida mucho de revisar el material del autor antes  de la publicación, y aun así, muchos libros se publican con erratas.

Referencias

Ediciones Alfeizar (2020). El Proceso Editorial. Documento en línea. Disponible en:  https://edicionesalfeizar.es/

Escudero, A. (2020). Preguntas al Editor. Documento en línea. Disponible en: https://celiaariasfernandez.com/

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Nohelia Yaneth Alfonzo Villegas

Postdoctora en Investigación, Investigación Transcompleja y en Estudios de Paz y Cooperación, Doctora en Ciencias de la Educación, Magister en Investigación Educativa, Magister en Derecho Laboral, Abogada, Docente Universitaria del Doctorado en las modalidades Presencial y On Line de la UBA, IAESEN, UNES y UC (Seminarios de Investigación y Epistemología de las Ciencias). Tutora y Jurado de Trabajos de Grado de Pre y Postgrado. Investigadora PEII “B”. Diplomado Formación Pedagógica para No Docentes. Diplomado de Formación Docente en Educación a Distancia de la Universidad Bicentenaria de Aragua. Año 2013; Curso Avanzado de Formación Docente mediado por las Tecnologías de Información y Comunicación Libres –Componente Básico del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria-OPSU. Año 2013. Diplomado Formación en Entornos Virtuales de Aprendizajes (FEVA) de la Universidad Bicentenaria de Aragua. Año 2017. Conferencista de Alto Impacto. Autora de varios LIBROS en el área laboral. Miembro y Docente de Escriba. Escuela de Escritores, de la Red de Investigadores para la Transcomplejidad (REDIT), del Nodo Investigación, Transcomplejidad y Ciencia (ITC) y Secretaria de CESPE para Venezuela.

Deja un comentario

Botón volver arriba