Gestión

Cómo el liderazgo del directivo puede mejorar la competencia cultural de sus escuelas

Nuestra sociedad cada vez es más plural, las ideas y pensamientos de unos se contradicen y contrastan permanentemente con las de los otros. Mostrarles el camino a los niños y adolescentes de cómo entender sus propias ideas y las de los demás, comprendiéndolas, escuchándolas y respetándolas es quizás una de las mejores maneras en que podemos superar el odio que vemos en tantas facetas de nuestra sociedad actual.

La competencia cultural no es ser tolerantes solamente. No es así de fácil. La competencia cultural significa en primer lugar la comprensión, como líderes educativos, de que venimos a la escuela con nuestro sentido de lo que somos, y que a menos que seamos reflexivos sobre nuestra propia identidad y cómo ésta crea una lente a través de la cual vemos el mundo, no vamos a ser capaces de comprender las identidades de los estudiantes y profesores con los que trabajamos.

Pero eso es sólo el comienzo de la competencia cultural. A medida que avanzamos a través del proceso de entender lo que somos y el lugar que ocupamos como directivos de nuestros edificios escolares, también tenemos que escuchar profundamente a los que nos rodean (estudiantes, padres, profesores y personal) a comprender quiénes son y cuáles son sus experiencias, de esta forma es que nos podremos relacionar con ellos plenamente como personas, sin nociones preconcebidas de lo que significa tener una identidad que es diferente a la nuestra. Y lo más importante de esto es que debemos someter los procesos de nuestras escuelas a lo que aprendemos cuando escuchamos, siempre trabajando para asegurar que nuestras instituciones sean accesibles a todos, equitativas para todos.

Creación de competencia cultural

No hay fórmulas mágicas ni un checklist para aplicar la competencia cultural. Pero hay preguntas que un directivo puede hacerse que pueden servir para avanzar hacia una comunidad escolar más consciente y más justa.

  • ¿Salgo y escucho a un grupo diverso de personas cuando debo tomar decisiones acerca de nuestra escuela?
  • ¿Me pregunto cómo la micropolítica escolar o los cambios de procedimientos afectarán a los estudiantes y profesores que vienen de los grupos históricamente marginados?
  • ¿Busco contratar personal que refleje la diversidad de nuestra escuela y su comunidad circundante?
  • ¿Me permito ser vulnerable con mi comunidad escolar? ¿Todos los miembros de la comunidad escolar se sienten seguros y cómodos al hacerme saber cuándo cometo un error? ¿especialmente cuando ese error proviene de una falta de competencia cultural?
  • ¿Trabajo para asegurarme de que no hay un estándar único de excelencia en mi escuela, sino una pluralidad de opciones para que los estudiantes tengan éxito académico y social?
  • ¿Lucho abiertamente contra el racismo, la segregación y otras formas sociales de discriminación?

Citando la famosa frase de Martin Luther King, “La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacer eso”. Esta cita está en el corazón de la competencia cultural. No es suficiente con ser tolerantes con la diversidad de nuestras comunidades escolares. No es suficiente aceptar la variedad de experiencias humanas en nuestras escuelas. Debemos aceptarlo verdaderamente, debemos amar a todos los que habitan en nuestras escuelas, y sólo podremos hacerlo cuando trabajemos diariamente para entender tanto a los individuos y como a sus identidades, esas identidades que todos traen a la escuela todos los días.

Cuando hagamos eso, cuando aspiremos a ese ideal, podremos enseñar a los estudiantes a ser tan cariñosos y tan conscientes como pueden ser. Y si lo hacemos, tal vez podamos enseñar a nuestros hijos que el odio nos es la opción correcta, que sólo el amor es el camino para tener una sociedad más justa y equitativa para todos.

Mostrar más

Gestión Educativa

Revista Gestión Educativa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X