Docentes

¿Cómo transitamos la Educación en tiempos de pandemia?

En tiempos difíciles donde la aparición del Covid-19 (Coronavirus), cambió por completo la forma  de aprender para nuestros niños y niñas, donde  el aula y el hogar confluyen ahora en un mismo lugar. Este lugar que conocíamos como el hogar, donde en mayor o menor medida era solo un lugar de disfrute. Para otros quizás no es el mejor lugar para aprender, y aquí queremos detenernos, por ahí nos permitimos pensar como un primer análisis que no es el mejor lugar para aprender, porque es un NO LUGAR, término acuñado por Marc  Auge etnólogo francés, al referirse a la transitoriedad de los lugares donde no se generan vínculos, estamos de paso (en el banco por ejemplo, en una oficina de Anses, en la estación de tren, etc.). Si pensamos como docentes qué pasa en el hogar de cada niño/a, podemos encontrar diferentes dificultades  que atraviesan las familias, en esta etapa donde además de funcionar como familia deben asignar espacio y tiempo a la realización de contenido académico. Quizá el mayor desafío es volver a construir lazos entre los integrantes del grupo familiar, que en muchos casos eran frágiles.

 Es por ello que  nuestro rol es fundamental, no por abarrotarlos de actividades cumpliendo con los contenidos provistos por el Diseño Curricular y las exigencias de cada distrito, sino por acompañar, oficiando de andamiaje entre los contenidos alumnos y familias, surfeando muchas veces entre la incomodidad y la falta de recursos económicos donde escasean los alimentos  y demás elementos necesarios.

Sin lugar a dudas en un gran desafío que tenemos como docentes, como Directivos, Supervisores, la equidad educativa. Acercándonos como nos fuera posible a la necesidad de cada uno, ofreciendo herramientas, saberes, tiempo y flexibilidad. Reconociendo que los tiempos del aula no son los mismos que los del hogar, entendiendo que muchas veces debemos enseñarles a los padres y a los niños a lidiar con la inmediatez, y conducirlos a este proceso de aprendizaje mediante el disfrute.

 FRANCESCO TONUCCI, en un seminario brindado por Integratek, en España, el pasado Sábado 25  de Abril del corriente, nos invitaba a los docentes a trabajar con las familias  , teniendo en cuenta los elementos que hay habitualmente en una casa, desdibujando el aula, por ahí hacer un cuadro con telas o pintura de ahí poder contar una historia, una poesía, también podría ser observar un insecto e investigar sobre el mismo, también podríamos abrirnos al debate con una información que podemos escuchar en la televisión . Mediante estas ideas se abre en gran manera nuestro panorama, Tonucci  agrega que ese aprendizaje jamás lo olvidaran. Podrán olvidarse de lo que dijo su maestra al día siguiente, pero este aprendizaje perdura, porque es muy significativo.

Por último quisiéramos culminar preguntándonos ¿Cómo imaginamos la escuela después de la pandemia? Seguramente reviste otro análisis, pero podemos pensar en otra escuela y ese será nuestro  nuevo desafío.

 Lidia Gómez, Profesora de Educación Primaria  de CABA.
Lic. En Gestión Educativa.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X