Gestión

Un acercamiento al concepto de comunicación institucional en las escuelas

Primer articulo de la serie sobre comunicación escolar

Dentro de esta serie de artículos en los que profundizaremos en la temática de la comunicación organizacional dentro del ámbito educativo y el rol que deben tener quienes sean encargados de la gestión escolar, comenzaremos definiendo de qué estamos hablando cuando nos referimos a la comunicación escolar.

En primer lugar, comenzaremos mencionando los tres grandes conjuntos de concepciones que existen acerca de la comunicación en las organizaciones para luego establecer el punto de vista que utilizaremos al mencionar a la comunicación en el ámbito educativo.

La primera perspectiva que se nos presenta es la comunicación vista como “el conjunto total de mensajes que se intercambian entre los integrantes de una organización, y entre ésta y su medio”.[1] En esta visión de la comunicación organizacional  alude indirectamente a la definición popularizada por Paul Watslawick en la que define uno de sus postulados de la siguiente manera: “Es imposible no comunicarse”[2], es por eso que esta concepción considera que todo lo que sucede dentro y fuera de la organización es comunicación. Por lo tanto, la comunicación es la semilla fundadora de cualquier tipo de organización, ya que sin ella no podría existir.

Yendo hacia una mayor concreción de dicha definición nos encontramos que esta perspectiva considera que dentro de la comunicación organizacional se ubican los canales de comunicación informal y los formales, en forma verbal o no verbal. Es decir, todas las acciones comunicacionales que conforman esta definición abarcativa.

 La segunda perspectiva presenta a la comunicación organizacional como “una disciplina cuyo objeto de estudio es, precisamente, la forma en que se da el fenómeno de la comunicación dentro de las organizaciones, y entre las organizaciones y su medio”. [3] Dentro de esta concepción encontramos a los investigadores que se convirtieron en clásicos acerca del tema, surgidos en la segunda mitad de la década del cuarenta, principalmente en los Estados Unidos. Las investigaciones de campo que realizaban consistían en analizar el impacto que ejercían diversas variables organizacionales sobre la comunicación y viceversa. Entre quienes más se destacaron dentro de esta perspectiva encontramos a los integrantes de la Escuela de Sistemas quienes conceden a la comunicación una importancia primordial dentro de los procesos organizacionales. Sus contribuciones, tanto a la teoría como a la investigación de la comunicación organizacional, han sido definitivas para una mejor comprensión del fenómeno. Como ejemplo de lo anterior, fue esta escuela la que hizo énfasis en la necesidad de considerar al medio o entorno como un elemento fundamental para la sobrevivencia y desarrollo de la organización, y a la información como un factor clave dentro de los intercambios que se dan entre organización y ambiente. Esta escuela analiza a la organización como un elemento integrado a un sistema, que es modificado y modifica al mismo.

La tercera concepción entiende a la comunicación organizacional como “un conjunto de técnicas y actividades encaminadas a facilitar y agilizar el flujo de mensajes que se dan entre los miembros de la organización, o entre la organización y su medio; o bien a influir en las opiniones, actitudes y conductas de los públicos internos y externos de la organización, todo esto con el fin de que esta última cumpla mejor y más rápidamente sus objetivos”[4]   Desde este enfoque la comunicación organizacional se puede dividir en comunicación interna (dirigida a los públicos que componen la institución) y en comunicación externa (dirigida a los públicos que no pertenecen a la misma en condición de empleados, sino que componen el grupo que va desde los accionistas y proveedores hasta los clientes y vecinos).

Tomando en cuenta las tres concepciones antes citadas podemos establecer el uso que le daremos en esta serie de artículos al concepto de comunicación organizacional. Entendiendo a la comunicación en las organizaciones como una integración de las tres perspectivas ya que, consideramos que como punto de partida es un fenómeno inherente a toda organización, por lo tanto, ninguna de ellas puede negarla; también es útil el hecho de estudiar la forma en que se da el fenómeno de la comunicación entre los miembros de la organización y entre la organización y su entorno ya que esto nos permitirá realizar un diagnóstico acerca de la actualidad de los procesos comunicativos en las instituciones educativas y por último, y a partir del diagnóstico sobre el estado comunicativo de una organización, es imprescindible la tercer concepción, ya que nos acerca a la etapa de planificación e implementación de las acciones de comunicación que propondremos para quienes se dediquen a la gestión escolar, es decir que esta perspectiva es la que todos conocemos como la de acciones concretas de comunicación y es lo palpable que los públicos perciben.

Por último, como aclaración pertinente, consideramos que el proceso de comunicación es de ida y vuelta y, si bien, como representante de una entidad, debemos contemplar cómo la misma se comportará con relación a sus interlocutores; no debemos perder de vista el carácter bidireccional del proceso de comunicación. Por lo tanto, la comunicación organizacional se debe entender como el diálogo (explícito o implícito) que una institución entabla con sus públicos. 

En el próximo artículo definiremos el concepto de Comunicación Institucional Integradora. Dicha concepción teórica es la que proponemos utilizar a la hora de elaborar un plan de comunicación escolar exitoso.


[1] Andrade Rodriguez de San Miguel, H. “Hacia una definición de la comunicación organizacional” (en La comunicación en las organizaciones – Trillas)

[2] Wastlawick, Beavin, Jackson “Teoría de la comunicación humana” –  Ed. Tiempo Contemporáneo

[3] Andrade Rodriguez de San Miguel,  Op. Cit.

[4] Idem

Tu opinión sobre este artículo

0%

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X