GestiónHerramientas

El Proyecto Educativo Institucional (P.E.I.)

Un organizador integral

Los Equipos de Conducción de las Escuelas llevan a cabo tareas complejas y multidimensionales, independientemente del nivel en que desempeñen funciones. Una de ellas es la construcción del Proyecto Educativo Institucional, el que guarda relación directa con las particularidades de cada escuela siendo responsabilidad exclusiva de los directivos, encarar su implementación y llevar adelante los reajustes necesarios, así como un monitoreo periódico.

Resulta un organizador de la tarea desde la armónica interrelación de las diferentes dimensiones que lo constituyen, sin perder de vista que la tarea central de una escuela se vincula con el aspecto pedagógico- didáctico, su razón de ser.

La respetuosa mirada sobre la construcción del P.E.I. en instituciones educativas del nivel primario de la provincia de Corrientes, en el marco del desempeño de funciones de Supervisión Escolar de Zona, ha permitido identificar algunas cuestiones que se reiteran en diferentes establecimientos y que podría ampliarse a nivel provincial e inclusive, nacional:

  • En términos generales, todos los directivos escolares tienen acabado conocimiento de aspectos teóricos vinculados al P.E.I. y sus componentes: Orientaciones Generales, Objetivos Generales, Programación Curricular y Reglamento Institucional.
  • En todas las escuelas se observa la presencia de, al menos, una carpeta rotulada bajo ésta denominación.
  •  Al interior de estas carpetas se observan avances vinculados, principalmente, con aspectos relacionados con las orientaciones generales y un diagnóstico institucional que da cuenta de las características generales de la escuela.
  • En algunas escuelas se observan avances en relación con las diferentes dimensiones de la organización, pero se encuentra diluido el componente denominado Programación Curricular Institucional, siendo éste un aspecto central, a considerar.
  • Muchas escuelas se encuentran encarando la construcción de acuerdos escolares de convivencia o con acuerdos consensuados en plena implementación, en relación con el componente Reglamento Institucional.

A partir de éstas consideraciones y, con el afán de ayudar a instalar procesos de mejora continuada en relación con la construcción de éstos proyectos y su seguimiento a través del tiempo, se ha confeccionado un esquema organizador que permite orientar la mirada y tener una visión integral para organizar la vida institucional de la mejor manera posible.

Se ofrece, entonces, un instrumento que descompone aspectos del P.E.I. y que puede resultar útil para aquellos que tienen la misión de organizar la vida institucional.

planillaPEI1

Este organizador del P.E.I. puede resultar útil para reorganizar la información, datos y acciones encaradas, inclusive para tomar plena conciencia que todo lo que se hace en la Escuela está vinculado a este Proyecto y que es importante dejar registro escrito, de aquellas tareas centrales que pueden incidir, directa o indirectamente en las Dimensiones de la Gestión Institucional. 

Ahora bien, siempre es conveniente, hacer un alto- al menos tres veces al año- para proceder al análisis del estado de situación respecto al P.E.I.

Algunas cuestiones que, en principio podrían tenerse en cuenta al abordar el monitoreo de las líneas de acción previstas en el P.E.I., podrían ser:

supervisionPEI

Ambos instrumentos son pasibles de reajustes y de la incorporación de aspectos que las escuelas consideren importantes. Pretende ser un instrumento flexible que cumpla con la finalidad última de orientar la mirada y facilitar la organización de la vida escolar. 

                         Cristina Leyes de Pittón es Licenciada en Calidad de la Gestión de la Educación, Diplomada Superior en Relaciones Humanas para Instituciones Educativas, Profesora para la Enseñanza Primaria. Se desempeñó en el cargo de Maestra de Grado, Vicedirectora, Directora y Supervisora Escolar con carácter titular. Autora y co-autora de los libros: “La agenda del director escolar y sus tareas centrales” (2014); “La construcción de Acuerdos Escolares de Convivencia: un modelo posible” (2016) y “Tiempo de Hacer: formas y formatos I” (2019) A fines del año 2018, procedió a acogerse a los beneficios de la Jubilación.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
X