Gestión

¿Estará bien comenzar las clases con el protocolo definido?

Análisis desde las realidades institucionales de nuestras escuelas

Un artículo denominado “El ser humano como ser social a lo largo de la historia” (ACNUR Comité español) comienza mencionando que: Aristóteles bautizó al ser humano como un animal social. Aunque Aristóteles creó el concepto, es algo fácil de comprobar observando la evolución de la especie humana a lo largo de la historia. El ser humano, como ser social, siempre conformó comunidades desde los primeros restos fósiles que se conservan de pequeños grupos que lograron evolucionar desde África, hasta las enormes urbes en las que las personas siguen buscando generar pequeñas comunidades aún en los entornos más hostiles.

El viernes 13 de marzo fue el último día de concurrencia a clases por parte de alumnos, docentes y toda la comunidad educativa en el país y, uno de los deseos más fervientes, es poder regresar a las aulas. A los efectos de poder concretar esa aspiración se ha definido un Protocolo Marco para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria.

Paloma Nuria Gonzales sostiene que: “La escuela es el entorno privilegiado donde las relaciones interpersonales son inevitables, es un lugar de encuentro e interacción constante en el día a día.”

De acuerdo a lo manifestado por Edistio Camere “La escuela es más que un lugar de enseñanza de materias que se imparten ordenada y sistemáticamente. En ella se fundan relaciones que van más allá de la presencia del alumno en el aula motivadas por la concurrencia de personas con diferentes grados de madurez y edad que establecen vínculos interpersonales en orden a esas circunstancias internas”

Y podríamos seguir agregando opiniones e información en la cual se manifiesta la importancia de la relación interpersonal, entre alumnos/as y docentes, en la escuela.

Con la necesidad de poder volver a las aulas, las autoridades nacionales han definido un Protocolo Marco y Lineamientos Federales para el Retorno a Clases Presenciales en la educación Obligatoria.

Algunas de las definiciones de ese protocolo llevan a preguntarse si va a ser posible la instrumentación de las mismas.

Uno de los escenarios a analizar es el relacionado con los temas de infraestructura y los nuevos insumos a incorporar (señalética en toda la escuela, nuevos elementos de protección y limpieza, provisión de alcohol en gel, etc.) tanto en escuelas de gestión estatal como en escuelas de gestión privada. Y el otro escenario, de vital importancia, es el relacionado con las acciones dentro de la escuela.

El primer escenario tiene más que ver con la disponibilidad de fondos económicos para poder sostener los nuevos gastos a realizar. En las escuelas de gestión estatal es el estado, en cada una de sus jurisdicciones, quien se encargará de la provisión de esos elementos.

En las escuelas de gestión privada la situación de la pandemia y la cuarentena respectiva, con la consiguiente dificultad laboral de las familias y la disminución de sus ingresos mensuales, ha deteriorado enormemente el pago de cuotas mensuales respectivas. Algunos informes hacen mención a una mora de aproximadamente 60%/70%.

Esta circunstancia implica que, seguramente, serán muchas las escuelas que se encontrarán con serias dificultades económicas como para afrontar ese nuevo gasto.  

El escenario más importante a tener en cuenta es el relacionado con el accionar dentro de la escuela con respecto al Protocolo a cumplir. Ingreso y egreso de los/as alumnos/as a la escuela, distanciamiento dentro de las aulas, distanciamiento y división por grupos en los recreos, son algunas de las acciones que deben tomarse en las escuelas de acuerdo al Protocolo existente.

Tomemos el caso de una escuela de nivel primario y analicemos la situación. Con respecto al ingreso de los/as alumnos/as, salvo mínimas excepciones, la gran mayoría son acompañados por algún integrante de su familia (mamá, papá, hermano, abuela, etc.).

Para el ejemplo definimos que es una escuela que posee 2 cursos por cada grado (2 de 1ro, 2 de 2do, 2 de 3ro, etc.) y 30 alumnos por curso. Se establece escalonar el ingreso para poder disminuir la circulación de gente y se define que, de 1ro a 3ro ingresan a las 08:00hs y de 4to a 6to ingresan a las 08:30hs.

La escuela de ejemplo posee aulas de 40mts2, lo que indicaría que pueden concurrir unos 15 alumnos/as por vez para poder mantener la distancia sugerida dentro del aula de aproximadamente 1,5 mts2 por alumnos/a.

Esta situación determinaría un movimiento estimado de unas 350 personas por turno de ingreso. (15 alumnos/as por grado multiplicado por 12 grados por horario de ingreso establecido, más los adultos que acompañan a los alumnos/as).

Si una de las sugerencias de prevención más importantes tiene que ver con la distancia social entre las personas ¿Dónde deben esperar las familias antes de ingresar a la escuela? ¿en la vereda resguardando la distancia social de 2 mts sugeridas? ¿Cómo se organiza la espera de las familias, fuera de la escuela, al momento de la salida? ¿podrán mantener la distancia social sugerida mientras esperan retirar a su hijo/a?.

Tal vez sea sencillo la “auto organización” de las familias y no haga falta preocuparse por este tema. ¿y si las familias no cumplen con el distanciamiento sugerido al momento de ingresar y/o egresar de la escuela? ¿quién debe velar para que ese cumplimiento sea efectivo? ¿van a responsabilizar a las autoridades la escuela por el no cumplimiento?

Una de las características distintivas de la escuela primaria es la relación de afecto entre las/os docentes y los alumnos/as. Si bien la “seño” no reemplaza a la mamá se establece una relación muy cercana y de mucho amor. Continuamente se ve a niñas/os abrazando a su seño y compartiendo sus cosas, más allá de la tarea específica de educación.

¿Qué actitud tiene que tomar la “seño”, en el nuevo escenario de distanciamiento preventivo, cuando se la acerque una niña o niño y quiera abrazarla? Si la seño cumple con el Protocolo, no debería permitir que las niñas/os se le acerquen, ni que se acerquen entre ellas/os.  ¿abra algún impacto negativo para esa niña o niño al escuchar que su seño le indique que no se acerque? ¿será absurdo tener que preocuparse por esta situación?

Con respecto a los recreos, una de las recomendaciones realizadas para la prevención del virus, es que pueden ser escalonados por cursos para que haya menor cantidad de alumnos/as en forma simultánea. Normalmente en los recreos, fundamentalmente en el nivel primario, los/as alumnos/as “liberan” energía jugando entre ellos, formando ruedas, agrupándose, corriendo, gritando y cualquier otra actividad que surja. Pareciera que el patio “toma vida propia” cuando los niños/as salen al recreo.

¿qué actitud van a tener que tomar las/os seños con respecto al distanciamiento que deban tener los/as alumnos/as durante el recreo? ¿van a tener que “retar” a quien no cumple con la distancia adecuada? ¿se les va a tener que decir, a las niñas/os, que no pueden acercarse a su compañera/o y que deben estar todo el recreo a 2mts de distancia? ¿cómo se implementa una medida tan restrictiva en menores entre 6 y 12 años?

En las escuelas cuyos patios están en el centro y las aulas “rodean” al mismo. ¿Cómo continua la clase de los cursos que no salen al “recreo” mientras el resto de los niños/as juegan y gritan, saltan, etc.? ¿podrán prestar atención, las alumnas/os que tienen que permanecer en clase, a lo que les pide la seño mientras otros nenes/as juegan? ¿será absurdo tener en cuenta esta situación?

Se podría seguir analizando las dificultades operativas del cumplimiento del protocolo de prevención, dentro de la escuela, una vez de regreso a la forma presencial en la educación obligatoria.

La importancia del Protocolo establecido es indiscutible. Además, como toda norma, resolución o ley debe ser cumplida. O en su defecto no cumplirla y atenerse a las consecuencias. Lo que no debe hacerse es cumplirla más o menos.

Hay una pregunta que, tal vez, no sea sencilla de responder. ¿estará bien comenzar las clases con el Protocolo definido?

Lic. Marcelo Mauri
Representante Legal – Director Ejecutivo e Institucional – Colegio e Instituto San Martín – Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X