Gestión

Gestionar nivel inicial

Modalidad virtual y presencial

Desde el 19 de marzo de 2020  se nos presentó a los que trabajamos en educación este escenario inédito en el que tuvimos que adaptarnos, reinventarnos a una modalidad virtual que debimos conocer a una velocidad extrema.

Quedamos fuera de nuestro eje y tuvimos que cambiar nuestra mirada.

Los equipo directivos nos encontramos con el enorme desafío de hacer escuela “sin escuela” como edificio, sostener y acompañar a la distancia y sostenernos de pie cuando había que dar respuesta en una situación de pandemia mundial nunca antes vivida, salimos a dar respuesta aún sin tenerlas nosotros.

Salimos de nuestras zonas de confort, descalzos y sin dispositivos adecuados.

¿Cómo podíamos mantenernos de pie con este escenario? cuando el nivel inicial está cargado de emociones, abrazos, miradas cómplices, caritas, cuando en nuestro nivel el vínculo, el “sostener” desde lo corporal a los más pequeñitos de nuestra institución  es lo más importante?

Muchas preguntas que pudimos responder y otras que vamos buscando aún las respuestas.

Pronto surgieron los primeros encuentros con el equipo docente, “fortalecernos” , armar redes entre nosotros, mirarnos, llorar juntos, pensar juntos..

No fue fácil todo este proceso, hoy sabemos que el trabajo fue enorme pero llegamos a la meta y más, aprendimos y aprendieron más de lo que suponíamos y a pesar que en un primer momento esta pandemia nos dejó “congelados” pudimos desafiar el tiempo y hoy creemos que fue más lo que aprendimos que lo que perdimos.

Pudimos dialogar y enriquecernos con la experiencia del otro.

Nos preguntamos qué jardín queríamos ser y a dónde queríamos llegar, una vez planteada la meta organizamos un “mapa” o planificación anual seleccionando y priorizando los contenidos que debíamos trabajar, investigamos las aplicaciones necesarias y nos pusimos en marcha para aprender.

Los/as docentes pasaron a ser youtubers en esta virtualidad y quedar totalmente expuestos a esta situación.

Tuvimos que “poner foco” a lo más importante ya que sabíamos que no podíamos cubrir todo.

Trabajamos en equipo con las familias abriendo espacios de diálogos y haciéndolos partícipes de la continuidad pedagógica. 

Nos animamos a innovar, a equivocarnos, a estar de acuerdo pero también a convivir con conflictos e incertidumbres.

Ahora debemos pensar ¿cómo será el regreso? siendo optimistas y sabiendo que hay cosas que podemos seguir sosteniendo de esta virtualidad, ya no somos los mismos de antes, hay cuestiones claras que queremos seguir trabajando.

No fue un año perdido para nosotros, fue diferente en este contexto pero aprendimos a escribir con lápiz para poder tachar, borrar y volver a escribir esta historia nunca antes contada.

Siempre formulando nuevos interrogantes, nuevas preguntas pero con una llama viva iluminando la infancia que nos interpela y nos atraviesa pero que nos convoca constantemente a nuevas maneras de “hacer”

En el 2021 seguiremos innovando de manera virtual y presencial

El regreso será aún un desafío mayor, pero ya sabiendo que pudimos ir construyendo ese camino que se vió interrumpido cuando todo esto comenzó. 

Pensamos en un nuevo modo de accionar como escuela, con vínculos fortalecidos.

En esta virtualidad pudimos entrar a las familias de cada uno de nosotros, conocernos más comos seres humanos, valorar más la vida y saber que podemos seguir aprendiendo porque la presencia del jardín traspasa las pantallas y aunque estemos “adentro de la compu” como dicen nuestros peques reconocemos en sus caritas la mirada de sus emociones que “nos dicen algo” y aunque no podemos “abrazarlos” sí podemos mirarlos con ternura y alojarlos desde la palabra, desde una ronda virtual hasta un encuentro individual por zoom y sostener aún cuando no tengamos la respuesta y la situación nos supere con todo nuestro ser.

Aprendimos que los niños superan cada día nuestras expectativas y que ellos nos enseñan a nosotros y aprendemos mutuamente enriqueciendo no solo nuestras prácticas sino la vida misma.

Aprendimos que la familia es un sostén muy importante y que nosotros somos su guía, aprendimos que si podemos mantener un diálogo abierto y trabajar sobre sus sugerencias y ellos escuchar nuestras estrategias el vínculo se va creando con amor y respeto y juntos somos importantes para acompañar el aprendizaje de los niños.

Estamos viviendo una época de una transformación muy profunda con objetivos desafiantes y una calidad educativa con una escuela innovadora en donde no podemos volver atrás.

No sabemos qué va a pasar pero ya estamos preparados para escribir una nueva historia que combine la virtualidad y la presencialidad.

Lic. Andrea E. Paz
Directora de Nivel Inicial – Scuolla Dell´Infanzia Edmondo De Amicis – CABA

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
X