GestiónHerramientas

Guía de seguimiento de las clases a distancia

Una manera de acompañar, asesorar y evaluar el hacer

En este artículo Cristina Leyes presenta un instrumento en forma de guía de seguimiento de las clases a distancia que se dictan en las escuelas ante el avance de la pandemia.

La implementación de instancias de educación a distancia, un trabajo que los docentes encaran desde sus hogares, requiere la programación de acciones y, por ende, la intervención de los equipos de conducción como garantes del hacer de la institución que gestionan.
Resulta un quehacer novedoso, diferente a las prácticas que habitualmente se llevaban a cabo en las escuelas. Por ese motivo muchos directivos ponen de manifiesto su preocupación en relación con la posibilidad de encontrar maneras de monitorear aquello que hace a la dimensión pedagógica y que se origina en un espacio que está fuera de su alcance pero que los involucra en forma directa.
La inesperada modalidad de implementación de la enseñanza a distancia no ha dado tiempo suficiente para organizar la tarea, ponerla a prueba y ajustar para contar con mínimas garantías de éxito.
Si a los directivos les preocupa la modalidad de comunicación con los docentes bajo su dependencia y esa necesidad de saber qué está pasando en relación con la enseñanza, a docentes les debe estar pasando lo mismo con los estudiantes.
Miles de interrogantes sin respuestas, dudas e incertidumbre caracterizarían este período, pero… sabemos que querer es poder y que los docentes van a encontrar la manera de sortear el o los obstáculos que se presenten.
El trabajo colaborativo y el humilde aporte de cada uno podría permitir vislumbrar nuevos caminos para un hacer más organizado y efectivo.
Mi aporte radica en sugerir la organización de un documento colaborativo de google drive que permita que cada uno de los docentes actualice en tiempo real completando datos establecidos por el equipo de conducción, de manera tal que en un solo espacio y sin necesidad de transcribir y/o procesar mucha información, se pueda contar con ese saber necesario en relación con aquello que está ocurriendo bajo esta particular modalidad. Esta forma de conformar el detalle de lo que se está haciendo permite abrir y cerrar ciclos pre- establecidos como para que los datos, en algún momento queden firme y pasibles de ser analizados para la toma de decisiones.
Un formato posible, podría ser:

seguimiento_clases_en_linea

Quienes tuvieron la oportunidad de trabajar con google drive, sabrán que es una herramienta que permite contar con el espacio suficiente como para que se puedan incorporar todos los detalles que sean necesarios para arrojar luz a la cuestión.
A los docentes, el directivo le proporciona un enlace desde el cual se pueden hacer las intervenciones.
Es fácil, práctico, útil, permite ahorrar tiempo y adquirir una mirada integral sobre los que cada uno de los actores está haciendo.

Cristina Leyes de Pittón es Licenciada en Calidad de la Gestión de la Educación, Diplomada Superior en Relaciones Humanas para Instituciones Educativas, Profesora para la Enseñanza Primaria. Se desempeñó en el cargo de Maestra de Grado, Vicedirectora, Directora y Supervisora Escolar con carácter titular. Autora y co-autora de los libros: “La agenda del director escolar y sus tareas centrales” (2014); “La construcción de Acuerdos Escolares de Convivencia: un modelo posible” (2016) y “Tiempo de Hacer: formas y formatos I” (2019) A fines del año 2018, procedió a acogerse a los beneficios de la Jubilación.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
X