GestiónHerramientas

Guía para evaluación de proyectos específicos

Una opción de mejora para la gestión directiva, en todos los niveles

En esta guía para la evaluación de proyectos específicos, Cristina Leyes presenta una herramienta imprescindible que será de utilidad para todos los niveles educativos.

Los Proyectos Específicos forman parte del quehacer institucional. Son producto de un arduo trabajo por parte de un grupo de actores institucionales. Generalmente, intentan dar respuestas a demandas o necesidades institucionales que deben ser abordados de una manera diferente con el fin de lograr un propósito determinado.

Estos proyectos deben ser evaluados, en una etapa inicial para que quienes realizaron el esfuerzo tengan la posibilidad de reajustarlo o mejorarlo, para que la Escuela asegure la viabilidad de su implementación evitando, de esta manera, la falta de previsión, la desorganización, la superposición de tareas, u otros que innecesariamente pueden generar conflictos a nivel institucional.

Los componentes de un Proyecto Específico pueden variar, por ello debe analizarse, previamente, el instrumento a los efectos de ajustarlo a los requerimientos institucionales. El mismo puede resultar útil, también, como guía para la elaboración de los proyectos, dado que el sistema de componentes en vinculación con los interrogantes, van orientando en forma organizada la información que debe registrarse al momento de elaborar proyectos específicos de cualquier índole.

GRILLA-PARA-LA-EVALUACIÓN-DE-PROYECTOS-ESPECÍFICOS

Esta grilla contempla un seguimiento periódico del Proyecto Específico. Llevarla a cabo, permitirá reajustar sobre la marcha y asegurar el logro de las metas propuestas por cada línea de acción. A su vez, el Director podrá contar con una “ayuda de memoria” para asegurar la acción a lo largo de un Ciclo Lectivo.

En aquellas Escuelas que cuentan con la figura de Vice-Directores, siempre es una opción, la delegación de tareas. Lo más recomendable sería que exista una distribución equitativa de la responsabilidad para monitorear y/o evaluar, más allá que siempre el Director debe efectuar tareas de control, en determinados momentos del año dada su responsabilidad última.

Un modelo, podría ser:

Organizador-de-Seguimiento-para-Proyectos-Específicos

Es importante tener en cuenta que la implementación de las grillas propuestas, en forma sucesiva, permiten que el directivo deje registro de su actuación y pueda dar cuenta de ello, en cualquier momento del año. También resulta un modo de resguardar la responsabilidad que le compete por el mero hecho de ser el responsable de gestionar la escuela, en todas sus dimensiones.

Cristina Leyes de Pittón es Licenciada en Calidad de la Gestión de la Educación (USAL), Diplomada Superior en Relaciones Humanas para Instituciones Educativas (UCASAL), Profesora para la Enseñanza Primaria. Se desempeñó en el cargo de Maestra de Grado, Vicedirectora, Directora y Supervisora Escolar con carácter titular. Autora y co-autora de los libros: “La agenda del director escolar y sus tareas centrales” (2014); “La construcción de Acuerdos Escolares de Convivencia: un modelo posible” (2016) y “Tiempo de Hacer: formas y formatos I” (2019) A fines del año 2018, procedió a acogerse a los beneficios de la Jubilación.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
X