DocentesFamilias

Infancia y pandemia

Cuando nos referimos a infancia  hablamos  de una construcción histórica y por ende cambiante. El termino  nació en la Modernidad, cuando el niño dejo de ser considerado un “adulto  en miniatura” y comenzó a ser considerado como un ser inacabado,  al cual debía darse protección y resguardo. La escuela y la familia eran los dispositivos por excelencia para impartir disciplina y formarlos como buenos ciudadanos 

Sin ir muy lejos en el tiempo un niño hasta hace un poco  más de 80 años atrás  se lo quería sano para trabajar y a las niñas sanas para procrear en un futuro.

Si nos ponemos a analizar  por qué hoy un niño debería estar fuerte y sano  dista bastante de esta concepción, y tomando las palabras de Enrique Orschanski( médico pediatra), en una disertación para TDx CORDOBA (2013), toma  testimonios de su propia profesión para ejemplificar, que un niño debe estar sano para ser feliz, nada más y nada menos. 

En una generación del doble click, donde todo es instantáneo, donde no hay tiempo para el disfrute, tenemos que permitirnos en este tiempo tan particular de pandemia, hacer un alto y permitirnos tanto niños y adultos el reencuentro, disfrutar del tiempo de ocio. Diariamente en  nuestra vida  escuchamos infinitamente la frase “estoy aburrido” los, invitamos a decirles a los niños “me encanta que estés aburrido” pensemos que podemos hacer… en vez de darles una Tablet u otro dispositivo para que no nos interrumpan en nuestra vorágine de actividades. Lógicamente no es tarea sencilla, esto requiere de  tiempo, de poner en juego nuestra creatividad  y paciencia. Posiblemente en  este escenario que intentemos generar, encontremos un equilibrio, donde no veamos todo con “malos ojos” por el contario, compartiendo tiempo con ellos generararemos  mayor disfrute, aumentaremos la seguridad y  lograremos una mejor comunicación. Ahora bien surgen interrogantes tales como: ¿Qué ocurrirá cuando este tiempo de cuarentena termine? ¿Volveremos otra vez a nuestras vertiginosas vidas?

Creo que todos y cada uno de nosotros tenemos una respuesta, pero reflexionando qué nos deja esta pandemia, por el momento es mirar las cosas desde otra perspectiva, es importante que nos preocupemos por nuestra economía y dediquemos tiempo a nuestros trabajos y demás obligaciones, pero sin olvidar que hay prioridades y la niñez  es una etapa tan corta, que requiere de nuestra atención y dedicación , dicen que todo tiempo pasado fue mejor, quizás si, pero si de algo estamos seguros  es que tenemos que acompañar a nuestros niños para que ellos sean autores de sus propias vidas. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X