Educación

¿Por qué la ESI genera tanta resistencia en algunas familias?

Reflexiones para ayudar a implementar la ESI con el apoyo familiar

En Octubre del año  2006 se sancionó la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) que tiene como objetivo garantizar la ESI de todos los niños, niñas y adolescentes. El artículo 1 de la ley establece que:

“Todos los educandos tienen derecho a recibir educación sexual integral en los establecimientos educativos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal. A los efectos de esta ley, entiéndase como educación sexual integral la que articula aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos”.

Por lo tanto, la  ESI brinda educación precisa y con base en la evidencia científica, gradual y adecuada a cada edad y etapa del desarrollo; integral; con enfoque de derechos humanos; con base en la igualdad de género y relevante en relación con la cultura y adecuada al contexto.

 El interrogante que surge es ¿Por qué genera tanta resistencia esta ley? ¿Qué piensan las familias acerca de tratar la ESI en las aulas?

Intentando analizar  esta no aprobación de las familias  expondremos algunos argumentos que recogimos de nuestras clases o talleres como en el caso de las escuelas de educación Primaria de la CABA. Uno de ellos es el “miedo a que los niños sepan cosas que no debieran saber a su edad” o “los niños se van a volver  homosexuales “otra apreciación bastante frecuente es “lo que tienen que saber se lo enseñamos los padres, la escuela  no tiene que meterse” 

Evidentemente  vemos cierto desconocimiento acerca de la ley, ya que los contenidos están organizados para cada edad. Por otro lado, en la escuela no promovemos las orientaciones sexuales y si creemos que la escuela es un buen lugar para tratar la ESI. Esto no quiere decir que los docentes debemos ser  arbitrarios, por el contrario, tenemos que ser cuidadosos al seleccionar el material,  conocer  los intereses y necesidades del grupo de niños/as y jóvenes al que nos dirigiremos.

Para romper con las barreras no podemos desconocer sus creencias, cultura y tradiciones familiares.

Una experiencia como ejemplo

Para ejemplificar un poco mejor estas cuestiones  mencionaremos la experiencia que cuenta  Lucia Carpani de 17 años en Radio Nacional en el programa “Mujeres de acá” en el año 2019 donde se elige una reina en Jujuy.

Al  ver que los/las jóvenes prestan bastante interés en esta celebración se comenzó a pensar cómo llegar a despertar la inquietud de saber acerca de ESI, como sabemos en nuestro país el embarazo adolescente sigue en auge , surgió a través de un campamento  organizado por FUSA (Asociación civil argentina que nació con el objetivo de promover que adolescentes y jóvenes puedan acceder a un servicio integral de salud de calidad y que se garantice el ejercicio pleno de sus derechos sexuales y reproductivos, cuenta con un equipo interdisciplinario de profesionales orientados a distintas áreas de trabajo: investigación, incidencia política, expansión comunitaria y atención integral de la salud y comunicación. En 2013  se inauguró Casa FUSA, el primer centro de salud especializado en adolescentes y jóvenes de la Ciudad de Buenos Aires), se llevó a cabo  el Proyecto” Reina de la ESI” , proporcionando información acerca  de la ESI  mediante pequeños videos cuyas protagonistas eran las reinas, con esta estrategia lograron que los /las jóvenes se interesaran por escuchar.

Podemos estar de acuerdo o no con la celebración  y es aquí donde queremos pararnos, a veces empezar a brindar información y despertar el interés no van de la mano, por eso nos debemos todos los educadores un espacio  para  pensar en cómo llegar, para que nuestros niños/as y jóvenes tengan interés y las familias participen con sus hijos de estos talleres y  poder encontrar un punto de acuerdo. En varias oportunidades en el afán de “cumplir” con los contenidos, no nos detenemos a pensar estos temas que son vitales y tienen igual importancia que los contenidos de las otras áreas. 

Concluimos diciendo que  la ESI  ayuda a que  los niños, niñas y jóvenes puedan  tomar decisiones libres e informadas sobre su cuerpo, su sexualidad y su salud, construyan relaciones respetuosas, prevengan situaciones de abuso sexual, identifiquen situaciones de violencia  y las  denuncien.

La escuela debe seguir siendo un lugar de encuentros donde participe toda la comunidad y este pacto escuela-familia  (término acuñado por Mariano Narodowski, docente, pedagogo e investigador), vuelva  restablecerse. ¿Cómo? Quizás, abriendo espacios  donde antes de tratar el tema ESI, les acerquemos el material a trabajar a las familias, presentemos los lineamientos curriculares  y conversemos acerca de las inquietudes  y dudas que pudieran surgir. 

Lic.  En Gestión Educativa  Lidia Gloria Gomez 
 Docente de Educación  Primaria de CABA. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X