DocentesGestión

¿Y cuando volvamos? la enseñanza post cuarentena

La enseñanza post cuarentena y el uso de las tareas auténticas, un enfoque desde la escuela

En este artículo, Eduardo Larrea Valencia va más allá del período de aislamiento a causa del coronavirus y presenta un enfoque de enseñanza post cuarentena.

En tiempos de crisis es lógico que las comunidades educativas deseen actuar inmediatamente, comenzando desde las instituciones educativas y sus profesionales. Sin embargo, la premura por actuar ha generado ciertas dificultades. En primer lugar, la educación en situaciones de emergencia debe iniciar con la contención emocional adecuada, los estudiantes y padres (en casa) deben conversar a fin de poner de manifiesto el aspecto emocional y brindar el soporte adecuado, lógicamente las escuelas mediante sus especialistas deben acompañar y orientar este proceso. Durante los primeros días de cuarentena se sobrecargó a los estudiantes con tareas reproductivas, incluso a entregarse el mismo día con hora de cierre estrictas. 

Ponernos en contexto no ha sido fácil ante la necesidad de actuar de pronto. No juzguemos, aprendamos. Por ejemplo: una familia clase media, con una conexión a internet de una velocidad promedio de 10Mb siendo generosos (de la cual la compañía nos garantiza el 10%), una o dos laptops por familia, Mamá y Papá con teletrabajo y los dos hijos con tareas que presentar. Además, apenas comenzó la cuarentena la conexión a internet sufrió graves problemas dada la sobrecarga. Ahora, no es difícil imaginarse la situación de las familias de escasos recursos económicos, es un caso en el que casi ningún gobierno puede garantizar el acceso equitativo a la educación.

A mediano y largo plazo, un efecto que va a pesar mucho sobre las escuelas será el reto de lograr las competencias propuestas en el corto tiempo que reste del año. Las escuelas que deseen recuperar las horas de clase presencial perdidas, deben tener en claro que no se trata de completarlas o “devolver” las horas perdidas, salvo alguna entidad rectora lo exija así o se ceda ante la presión de algún grupo de padres. Ahí es donde se debe fortalecer el concepto de las tareas auténticas (remitirse a Wiggins), es decir actividades de contexto real y de alta demanda cognitiva que realmente promueven el desarrollo de competencias. Esto genera la necesidad de programar los cursos de una manera eficiente, con la premisa de lograr las competencias por sobre las horas perdidas.

Con respecto a las tareas o actividades auténticas, este concepto fue desarrollado por el investigador norteamericano Grant Wiggins (1998), refiriéndose al desarrollo y aplicación de experiencias de aprendizaje retadoras, de alta demanda cognitiva y de un contexto real, es decir que respondan la clásica pregunta de nuestros estudiantes sobre la utilidad de lo que está aprendiendo. En pocas palabras: Lograr el uso del conocimiento de la forma como se utiliza cuando resolvemos situaciones reales. Por supuesto también definió el concepto de evaluación autentica al cual le dio mucho énfasis, en la actualidad cuando hablamos de evaluación formativa, no citar a Wiggins, sería una omisión relevante. Asimismo, es bastante conocido por la co autoría del libro: Understanding by design, en el cual propone el famoso diseño curricular inverso, pero más allá de ello desarrolla conceptos sumamente trascendentes como Experiencias de aprendizaje y enseñanza para la comprensión, entre otros.

Wiggins, definió una serie de propiedades para lograr el desarrollo de las tareas auténticas, se profundizará sobre algunas de ellas, de acuerdo a su trascendencia. Luego de plantear claramente el Propósito de la tarea y sus resultados, así como la pertinencia según los Destinatarios, Wiggins usa el término Incertidumbre, refiriéndose a problemas que permitan más de una solución. Asimismo, el término Restricciones, describe como un problema al ser de la vida real, presenta diversos limites que lo hacen posible. Por ejemplo, si para lograr una anotación en el básquet debo colocar el brazo en cierto ángulo, este tiene un rango en el cual eso es físicamente posible, suena bastante lógico y simple, pero muchas veces caemos en omisiones graves que restan contundencia a lo que planteamos. Muchos estudiantes hacen mofa de algunos problemas donde el resultado buscado es la altura de un edificio y resulta ser de 4 metros o la edad del padre es 22 años y la del hijo es 11 años. Es importante que además las situaciones que planteamos tengan una lógica adecuada.

Los Recursos Cognitivos para la resolución de problemas son un repertorio abierto, es decir para la resolución de problemas no se utiliza una sola habilidad, si no el trabajo conjunto de varias de ellas de una forma pertinente, incluso ética. Los estudiantes deben poder justificar sus respuestas. Por ello en el enfoque de Competencias el trabajo con proyectos es sumamente útil para lograr trabajar diversas competencias casi en paralelo. Quedando de lado esa enseñanza “serial” de contenidos sin una aplicación real.

No puede faltar en este enfoque el Proceso, Wiggins indica que es necesario incorporar el ensayo y error, indagar sobre diversos recursos y fomentar la retroalimentación para redirigir las estrategias. Cabe resaltar que este proceso en la actualidad debe ser no solo individual, sino que debe fomentarse el trabajo cooperativo, se deben reorientar los esfuerzos pedagógicos hacia el desarrollo de habilidades blandas y esto no se va a lograr si se trabaja sobre todo en la individualidad. Asimismo, razonar sobre el proceso, como lo estamos incorporando, como podemos mejorarlo, etc. Nos lleva a poner en práctica la tan mencionada Meta cognición, algunos esquemas de clase la ubican como un momento de cierre, sin embargo, debe ser parte de un proceso constante, ya que durante una sesión de enseñanza-aprendizaje el acompañamiento formativo es transversal, por lo que brindar retroalimentación y afinar los procedimientos requiere un razonamiento sobre cómo estamos aprendiendo. Una taxonomía útil para comprender este enfoque sería la de Marzano-Randall. Para complementar, una pregunta de peso sería: ¿Para qué estamos aprendiendo esto? 

Cabe resaltar que el concepto de tareas auténticas encaja perfecto en el Aprendizaje Basado en Proyectos. Veamos: este tipo de estrategia trabaja situaciones reales, requiere el uso de diversas competencias para brindar la solución o soluciones, es decir generalmente es una situación que permite brindar diversas perspectivas. Se realiza de forma colaborativa y requiere de ciertas habilidades blandas para su desarrollo, tal como ser tolerante con las opiniones del resto, ser empático, etc. Por ejemplo, ante el tema del Coronavirus y la cuarentena. Al regresar sería conveniente realizar una actividad al respecto a fin de cerrar la etapa, si bien todos estamos saturados de información al respecto, es importante realizar un análisis final, cerrar la etapa y extraer conclusiones a futuro. Diversas áreas del conocimiento encajan perfectamente en un proyecto sobre esta temática, no solo para estar informados si no para brindar soluciones a las problemáticas surgidas: 

La Historia, mediante el estudio de pandemias anteriores. La Biología, nos describe lo que es un virus, ¿es un ser viviente? La Química: ¿Con que elementos Químicos se desintegra el virus?, ¿Qué grado de alcohol requerimos para desintegrar este virus? La Nutrición: ¿Cuál es la mejor dieta para mantener el cuerpo saludable y menos propenso a contraer un virus? El aspecto social, luego de la cuarentena como nos vamos a relacionar, va a cambiar tal vez hasta la forma de saludarnos, quizá algunos serán desconfiados sobre dar la mano o un simple beso. ¿Qué consecuencias nos trajo la cuarentena a nivel familiar, laboral, etc.?

En Matemática, se nos ha mostrado en las redes el modelo exponencial que describe la propagación del virus. También podemos aplicar un enfoque estadístico, ya sea solo informativo con respecto a las personas contagiadas, recuperadas y/o fallecidas, ya sea por país, ciudad, distrito, etc., mediante una amplia gama de métodos y gráficos. O un enfoque Económico, por ejemplo, con respecto al impacto en el trabajo, ahorros, inflación, recesión, stock de alimentos, medicinas, etc. La redacción de un informe implica competencias comunicacionales, así como la argumentación de las situaciones y soluciones presentadas. O tal vez realizar una infografía utiliza dicha información para plasmarla de forma artística ya sea manualmente o mediante el uso de algún software de diseño gráfico. 

¿Será posible desarrollar una solución tecnológica para crear respiradores automáticos? Una solución tecnológica que requiere de diversas habilidades y disciplinas, desde el diseño de ingeniería, matemática, el prototipo y la impresión 3D, incluso la parte estética, es decir educación STEAM.

Los colegios que profesan el carisma de una orden religiosa por supuesto brindarán también la oportunidad de analizar esta situación desde la fe. Para cerrar este tema es muy importante que durante el proceso se brinde el soporte emocional y sea permanente, no olvidemos que algunos estudiantes podrían haber perdido a algún familiar o haber tenido una experiencia no grata en casa durante la cuarentena. Actualmente dichas situaciones no se esquivan o se espera que pasen solas, si no que se afrontan y se curan. 

Como puede observarse, el reinicio de las clases presenciales también será un reto para toda la comunidad educativa, plantearnos un plan de acción que contemple el uso eficiente de Tareas Autenticas y por su puesto una evaluación formativa pertinente, nos ayudará a lograr las competencias planteadas, más allá de tratar de cumplir estrictamente con horas de clase que valgan verdades, las horas perdidas durante la cuarenta no volverán como es lógico, nunca será lo mismo el tiempo restante que usemos para lograr este año académico. Pero sí podemos ser eficientes en nuestra planeación de sesiones, sincerar los objetivos y establecer las prioridades. 

Solo en el proceso podremos conocer que tan bien lo hicimos durante las clases virtuales y durante nuestro “Plan de Recuperación” o como gustemos llamarlo, pero no seamos tan estrictos, es algo que nos ha pasado a todos y en este proceso hemos aprendido diversas lecciones para nuestra formación personal y profesional. 

Fuentes consultadas: 

  • Wiggins, G., & McTighe, J. (2005). Understanding by design (2nd ed.). USA. Alexandria, VA: Association for Supervision and Curriculum Development ASCD. 

Eduardo Larrea Valencia es asesor y consultor educativo, docente, capacitador y ponente con experiencia en STEAM y proyectos multidisciplinarios.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Muy buen articulo! aprendimos al inicio de la pandemia que no fue productivo llenar a nuestros alumnos de actividades. Ahora es importante re pensar todo para el momento del regreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
X