fbpx
Gestión

La escuela en tiempos de pandemia. Análisis de una directora

Simplemente, reflexiones y vivencias de una Directora.

En este artículo que incluye un libro completo sobre el trabajo de Laura Martinengo se concretan los objetivos de la Red de Directivos de Instituciones Educativas (REDIE) y de esta revista: darle voz a los directores y directoras escolares para que puedan expresar sus conocimientos, reflexiones y opiniones.

2 de mayo del 2020, una bruma constante se esparce sobre la mañana fresca de otoño. Es sábado, en otras circunstancias la cama me hubiera invitado a hacer modorra hasta cerca del mediodía, pero esta vez mi cabeza no para de pensar. Es el motivo de esta especie de relato autobiográfico profesional, si se quiere.

A modo de presentación y para contextualizar mi narración, les cuento que soy Directora de una Escuela Secundaria de Gestión Estatal que forma parte de una Unidad Académica de una localidad muy pequeña, centrada en la actividad
agrícola-ganadera; ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, su nombre es Salliqueló. La escuela funciona con dos turnos, uno de mañana y otro en turno vespertino, en total 18 secciones y tenemos dos orientaciones en el ciclo superior: Ciencias Naturales y Economía y Administración.

A pesar de ser una única escuela, con una matrícula total al día de hoy de 325 alumnos y alumnas, las características particulares de la matrícula que asiste a cada turno hacen que la gestión en ambos sea diferenciada, ya que se trata de
atender a la diversidad de nuestros estudiantes y sus distintas trayectorias educativas. Los alumnos del turno mañana son alumnos que, por lo general, aunque hay excepciones, presentan trayectorias educativas esperables, no presentan vulnerabilidad social y económica (a pesar de que en estos momentos la situación ha cambiado bastante), cuentan con apoyo familiar y en su mayoría con conectividad.

Mientras que en el turno vespertino nuestros alumnos vienen desarrollando trayectorias educativas complejas, hay sobreedad, repitencia, propensión al abandono, muchos trabajan de changas (hoy son alumnos con mucha vulnerabilidad social y económica) y poco acompañamiento familiar, esto último no conlleva ningún juicio de valor; simplemente la familia, en la gran mayoría de los casos, se ve por distintas circunstancias imposibilitada a realizar
el acompañamiento.

Contamos con un plantel de casi 100 docentes entre Profesores y Profesoras, Preceptoras, Bibliotecaria, EMATP, Orientadora Social y Educacional, Secretaria, Prosecretaria, Vicedirectora y Directora, además de cinco Auxiliares.
Este relato no pretende ser una tesitura o brindar soluciones o certezas sino, más bien, un encuentro de reflexión y análisis para ordenar un poquito los acontecimientos y hechos, y así poder pensarme y pensar los ¿Cómo?, los
¿Cuáles? y los ¿Qué? de esta tarea educativa: La Continuidad Pedagógica debida a la pandemia de COVID-19.

Al referirme a los ¿Cómo?, los ¿Cuáles? y los ¿Qué? es obvio que la interrogación es la clave: ¿Cómo nos organizamos? ¿Cómo se planifica? ¿Cómo se llega a los alumnos? ¿Cómo se llega a los docentes? ¿Cómo se enseña? ¿Cómo se aprende? ¿Cuál o cuáles son las mejores vías de comunicación con los alumnos, con las familias y los docentes? ¿Cómo se evalúa la tarea pedagógica tanto de docentes como de alumnos? ¿Qué se evalúa? ¿Cómo se derriban las barreras de aprendizaje? ¿Qué sensaciones nos atraviesan a los miembros de la comunidad educativa? ¿Cómo llegar a nuestros estudiantes y su familia con un mensaje esperanzador? ¿Cómo contener a los docentes que se ven desbordados ante esta nueva forma de trabajo? ¿Cómo hacer uso de la tecnología de manera que solo sea un recurso para abordar un contenido y no el fin en sí mismo? ¿Cómo no agobiar a los alumnos? ¿Cómo no agobiar a los docentes? ¿Cómo no agobiarme? ¿Cómo compatibilizar el trabajo full time con la familia?, entre tantos interrogantes.

Podría seguir enumerando ¿Cómo?, ¿Cuáles? y ¿Qué?, la lista pareciera ser infinita y seguramente el lector o lectora podrá incluir más interrogantes. Es un relato abierto, tanto en las preguntas que puedan hacerse como en las
conclusiones y aprendizajes que se vayan construyendo en el camino, ya que el mismo es en tiempo presente, en plena pandemia y en plena ejecución de la continuidad pedagógica.

Tratando de organizar mis ideas, vivencias y reflexiones el texto estará dividido en distintos apartados: en relación con las y los docentes; en relación con las y los alumnos; en relación con las familias, en relación con los integrantes
del Equipo de Conducción y el E.O.E; en relación con los Inspectores, la S.A.D, el CIIE, el Consejo Escolar y con los Gremios.

Podría alguno pensar que esta es una especie de catarsis , aunque, de alguna manera, el discurso catártico se supera con los distintos ejes de análisis. Es un tiempo de “parate”, de pausa, para poder seguir con el mismo entusiasmo que
hasta ahora y porque creo necesario dejar registro de esta situación inédita que estamos atravesando.

También creo que es necesario contar para revalorizar nuestra tarea como trabajadores/as de la educación y, por sobre todo, contar para revalorizar a la Educación Pública.

A continuación, el libro completo:

La-Escuela-en-tiempos-de-pandemia-.-Ensayo

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
X