fbpx
Libros

La gestión del diseño de libros

Un Libro de acuerdo con Robert Escarpit (1968) autor del texto titulado la Revolución del Libro, “Es el fruto de determinadas técnicas que se han puesto al servicio de determinadas intenciones y que permiten determinadas utilizaciones… que encierra en un reducido espacio contenido intelectual de gran densidad, liberando sonidos, imágenes, sentimientos, ideas,…abriendo las puertas del tiempo y el espacio”, subrayando la importancia cultural y social del libro y subsecuentemente el imponderable aporte que es el acto de escribir un libro.

De allí que el diseño de libro es un trabajo complejo que requiere de una adecuada gestión editorial que implica la realización de un conjunto de tareas llevadas a cabo por un equipo de personas con una experticia particular y un profundo compromiso y capacidad de trabajo intercolaborativo.

El proceso de publicación de un libro bien sea físico o digital supone diferentes acciones indispensables para garantizar su calidad y promover su circulación entre los lectores. Estas acciones constituyen el proceso editorial, el cual se puede agrupar en cuatro grandes etapas: selección, producción, impresión y postproducción. Sea cual fuere el tipo de libro este proceso implica diferentes funciones, diferentes personas que se inicia con el manuscrito que presenta el autor, que le entrega el original al editor, el cual realiza primero una lectura general para ver si lo acepta o no y una vez aceptado pasa al maquetador y finalmente cuando el libro ya está listo al lector para proporcionarle información, conocimiento o placer, de modo que la construcción, el diseño de un libro, su gestión editorial es el producto del esfuerzo conjunto e intercolaborativo entre el autor, el editor y el equipo editorial a los fines de garantizar la calidad indispensable para que se logre el interés de la comunidad en general y de la comunidad académica y científica en particular.

La elaboración de un libro conlleva a la sistematización de un proceso que inicia con la idea de escribir y dar a conocer lo escrito es decir la divulgación, desde esta perspectiva los autores de una obra desde cualquier género de libro deben seguir ciertas pautas iniciando por la recepción del manuscrito en la editorial mediante la entrega de su original para ser sometido a una evaluación, posterior a esta evaluación y partiendo del dictamen se da o no la aceptación y la contratación de los servicios editoriales, esta editorial asume este proceso de construcción del libro, de edición y comienza por la corrección, esta parte de la corrección se dirige a lo que es el diseño.

El diseño del libro comienza con la composición de este material que es lo que se conoce como la diagramación, luego viene la corrección ortotipográfica, y finalmente a la publicación una vez cumplido todos los pasos anteriores y después el lanzamiento de este libro que de tener mucho éxito se hablaría de nuevas ediciones.

Al diseño le compete la adecuada gestión de la comunicación, de acuerdo con Rosa Belen Pérez (2016) se trata del lenguaje visual y abarca cuatro tipos de elementos, los conceptuales: que se utilizan durante las primeras etapas del diseño, cuando aún se está prototipando, a fin de plasmar una idea, una posición o una dirección dentro de un determinado espacio visual y son el punto, la línea, el plano y el volumen no se ven pero están implícitos en la imagen. Los visuales: se denominan así por presentarse de manera visible tales como la forma, objeto, tipografía, textura y color. Prácticos: se trata de conceptos abstractos relacionados como la forma de presentar el diseño, se refiere a la representación, el significado y la función. De relación: Depende del modo en el que relacionas las formas utilizadas dan una interpretación y significado a un diseño, son: dirección, posición, espacio y gravedad, es decir, que definen las interacciones entre las formas.

Por su parte, el profesor Carlos Ortiz Bracho (2021) enfatiza que el diseño implica el desarrollo y construcción vidual del discurso y la identidad, de allí que considera al diseño el elemento estructurante que le da desde el punto de vista material,  tangible, forma y posibilidad de materialización a la publicación, y garantiza el óptimo funcionamiento del libro, ya que sienta las bases y pautas de su construcción. Lo que implica que es un proceso permanente desde el inicio hasta la culminación del libro y recursivo, se retroalimenta y reinventa con base a los otros procesos.   

Una vez entregado el manuscrito original a una casa editorial comienzan entonces otros pasos, que son un  conjunto de tareas que lo realizan diferentes personas, es decir, un equipo de trabajo: editor, diseñador, diagramador, maquetador, corrector de estilo, corrector de contenido, corrector ortotipográfico, evaluador, traductor, ilustrador que ayuda al embellecimiento interno y a la estructuración de las imágenes y corrección de estas dentro del texto

Corresponde al editor, el análisis y mejora de los textos escritos para definir cuales cumplen los requisitos para ser publicados y su tarea es entonces la de revisar, ordenar y ajustar el material atendiendo a diferentes aspectos para finalmente lograr un texto más eficiente, desde este punto de vista ya teniendo el original en poder de la editorial.

Se procede entonces a una segunda lectura completa del manuscrito, que tiene que ver con el corrector de textos, en este caso se comienza la corrección de estilos que es un proceso realizado por expertos en lenguaje y que se encarga de que un texto independientemente de su autor desde el punto de vista de forma y de fondo tenga el mejor acabado bajo este criterio el corrector de estilo se encarga de verificar los aspectos vinculados a la gramática, puntuación estilo y ortografía para lograr los textos más eficientes.

Posterior a esta corrección de estilo se procede entonces a la corrección ortotipográfica, es la corrección lingüística que sirve tanto para subsanar los errores ortográficos sintácticos, gramaticales tipográficos como unificar los recursos tipográficos tales como mayúsculas, cursillas, negrillas, comillas, trasposiciones u omisiones de caracteres, esta es una tarea compleja.

Culminado estos procedimientos entonces se llega a la maquetación del material, el maquetador editorial es el especialista en marcar el texto manuscrito para indicar el aspecto que debe tener en su forma impresa, con instrucciones acerca de cómo se deben utilizar los tipos de letra, los tamaños, los espacios, la sangría, es decir, que la diagramación es un oficio de organizar los espacios contenidos en cada escrito sea en formato físico o digital, adecuando en el formato tanto el texto como las imágenes.

De modo que esta comunicación visual implica la parte externa  e interna del libro, y requiere de la toma de decisiones en relación a como presentar el contenido en el formato, la elección temática de la portada considerando que se trata del contenido proyectado hacia afuera en forma simbólica no verbal que revela su sentido y la asertividad para escoger imágenes que funcionen como anzuelos para enganchar al lector, teniendo siempre presente que la intencionalidad ultima de escribir es ser leído.

Dentro del diseño de un libro un elemento esencial lo constituye la portada, en este sentido, el diseñador de cubiertas de libro tiene un gran trabajo, ya que constituye el primer contacto visual del espectador con el producto, es decir, el libro, este debe cuidar tanto los aspectos formales como los estéticos para que sean atrayentes, en este sentido, invita al lector a adentrarse en el texto, enriquece al libro y aproxima de forma diferente al autor con el lector.

En cuanto a la estructura interna, es fundamental la correcta disposición del contenido considerando que el formato es tan importante como el contenido, cuántos libros interesantes o especializados no son leídos porque su letra resulta muy pequeña o muy clara, y por ende, resultan ilegibles, siendo un aspecto fundamental las guías para que no hayan párrafos o imágenes fuera del margen, lo cual resulta especialmente importante verificar antes del tiraje en el caso del formato impreso, por lo que siempre se deben respetar las pautas de estilo en cuanto a la organización del contenido y el cumplimiento de las características técnicas generales.

Cabe destacar que este aspecto de la promoción en algunos casos es omitido o no suficientemente explorado, sin embargo, es de vital relevancia, dado que como señale anteriormente, se escribe para ser leído, y para tal fin se requiere dar a conocer la obra por diferentes medios, de manera de despertar el interés de los potenciales lectores. De allí que se pueden generar capsulas a través de las redes sociales, publicar reseñas bibliográficas en revistas relacionadas a la temática del libro, realizar eventos como el bautizo del libro o su presentación como parte de un evento macro, activando la interacción mediante la creación de un blog en el que presente pequeños avances del libro y promoviendo un dialogo con el lector mediante la formulación de preguntas reflexivas, y por ultimo mediante, el booktrailer, que no es otra cosa que videos de corta duración para crear expectativas en los  potenciales lectores y animarlos a leer el libro.

Referencias

Belen, R. (2016). Diplomado Formación de Escritores Noveles: Venezuela, Maracay: UBA-ESCRIBA

Escarpit, R. (1968). La Revolución del Libro. Francia, Paris, UNESCO: Editorial Alianza

Ortiz, C. (2021). Diplomado de Edición y Promoción del Libro y la Lectura. Venezuela, Caracas: UNEARTE

Autoras:

Nohelia Alfonzo Postdoctora en Investigación, Investigación Transcompleja y Estudios de la Paz y Cooperación. Doctora en Ciencias de la Educación. Magister en Derecho Laboral e Investigación Educativa. Abogada. Docente Universitaria UBA-UNES. Investigadora PEII “B”. Docente Escriba. Escuela de Escritores. noheliay@gmail.com. orcid.org/0000-0002-6041-9140

Sandra Salazar Postdoctora en Investigación Transcompleja. Doctora en Ciencias de la Educación. Magister en Francés Lengua Extranjera. Magister en Andragogía. Licenciada en Letras mención Lengua y Literatura Francesa. Escritora de Varios Libros y Artículos Académicos. Docente Escriba. Escuela de Escritores. sandraelinas@gmail.com.

Escriba. Escuela de Escritores


close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Nohelia Yaneth Alfonzo Villegas

Postdoctora en Investigación, Investigación Transcompleja y en Estudios de Paz y Cooperación, Doctora en Ciencias de la Educación, Magister en Investigación Educativa, Magister en Derecho Laboral, Abogada, Docente Universitaria del Doctorado en las modalidades Presencial y On Line de la UBA, IAESEN, UNES y UC (Seminarios de Investigación y Epistemología de las Ciencias). Tutora y Jurado de Trabajos de Grado de Pre y Postgrado. Investigadora PEII “B”. Diplomado Formación Pedagógica para No Docentes. Diplomado de Formación Docente en Educación a Distancia de la Universidad Bicentenaria de Aragua. Año 2013; Curso Avanzado de Formación Docente mediado por las Tecnologías de Información y Comunicación Libres –Componente Básico del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria-OPSU. Año 2013. Diplomado Formación en Entornos Virtuales de Aprendizajes (FEVA) de la Universidad Bicentenaria de Aragua. Año 2017. Conferencista de Alto Impacto. Autora de varios LIBROS en el área laboral. Miembro y Docente de Escriba. Escuela de Escritores, de la Red de Investigadores para la Transcomplejidad (REDIT), del Nodo Investigación, Transcomplejidad y Ciencia (ITC) y Secretaria de CESPE para Venezuela.

Deja un comentario

Botón volver arriba