fbpx
Educación Superior

¿Nuevo paradigma para la docencia educativa en estudios de posgrados?

¿Será la respuesta a la crisis derivada de la pandemia por Covid-19 una oportunidad de mejora para el quehacer de los docentes?

Encuentros de la Red de Directivos REDIE

Una y más preguntas surgen al abordar el rol del docente, que provocaron a investigadores de USAL plantearse un estudio sobre competencias y requisitos necesarios, para manejar con efectividad el nuevo escenario educativo derivado de la virtualización.

El mismo está orientado a la búsqueda de un rol facilitador y estratégico, que marque el rumbo de la continuidad del aprendizaje, en un marco en el que convivan productivamente los recursos tecnológicos y los recursos humanos.

Si bien la Universidad del Salvador ya estaba utilizando la plataforma virtual Blackboard, el apremio generado por Covid-19, propició la oportunidad de repensar el abordaje en resolución de problemas, el desarrollo del pensamiento crítico, la habilidad para tomar decisiones oportunas y diversas, ante la complejidad de un mundo que ofrece pocas certezas.

Dada la bibliografía investigada, el planteo requiere promover la cooperación entre universidades, organismos públicos nacionales, organizaciones internacionales, el sector privado, la sociedad civil, y otros para promover la enseñanza online de alta calidad en la sociedad.

Es así como surge una necesidad relevante en el ámbito de la formación docente que es: arbitrar los medios para que la educación funcione como una actividad innovadora; debidamente planificada como parte de un sistema que se enfoque en aprender a aprender, y en el aprendizaje continuo.

Innovación en educación se entiende como: la gestión de un ambiente de aprendizaje auténtico, significativo, cooperativo y con apoyo de los recursos tecnológicos. Esa es ahora una tarea básica del profesor, que impacta en el cambio de su rol como guía del aprendizaje y permite la autonomía y la dirección del propio alumno y alumna.

Se trata de una apuesta por la construcción de nuevos escenarios posibles con base en el trabajo colaborativo, por la imaginación creadora y por la transformación de la realidad.

Según Alvarado Nando Maritza (2020), el escenario educativo deberá atender a una diversidad de ejes y líneas de acción, tales como:

a) La formación, actualización y capacitación docente.

b) La reestructuración curricular y elaboración de nuevos planes de estudio.

c) La vinculación con el escenario laboral.

d) La búsqueda de recursos asertivos para ofertas educativas de calidad.

El reto a los profesores será estar equipados con habilidades transversales, que les permitan aprender y adaptarse a circunstancias cambiantes, e integrar la multiculturalidad que estos cambios traen consigo.

Sus desafíos serán tanto de aplicación práctica como ética, sin dejar de considerar también nuevos hábitos de estilo de vida y consumo, derivados de los cambios socio-ambientales.

Como menciona Alvarado Nando Maritza (2020), se trata de una prueba compleja, que requiere contar con competencias relacionadas con su área específica para despertar la curiosidad intelectual de alumnos y alumnas; y, para desarrollar el aprendizaje continuo y autónomo, que además giren en torno a una alfabetización digital orientada en tres aspectos:

a) Conocimiento de herramientas de enseñanza en línea, de trabajo colaborativo; de plataformas de aprendizaje; de software para reuniones virtuales; de sitios web con contenido audiovisual, que les permitan un uso eficaz de dichos recursos a los fines pedagógicos, didácticos y de evaluación.

b) Adquisición de competencias instrumentales para el uso efectivo de programas y recursos de internet, para la recopilación y almacenamiento de contenido, para compartir de forma segura documentos e información con los alumnos.

c) Desarrollo de competencias didácticas para la correcta administración de todos los recursos mencionados, a los fines de proveer un espacio educativo de calidad, motivador y estimulante de cara al desafiante contexto educativo post- pandemia COVID-19.

Más allá de lo expuesto, está el protagonismo de los docentes en velar por la calidad del encuentro pedagógico.

Por un lado, el pragmatismo de las tecnologías ha tendido a poner el acento en un aspecto de la enseñanza: la accesibilidad, la presencia de instrumentos y de recorridos posibles, la planificación, el uso de recursos.

El docente que tiene buena relación con las tecnologías, fue considerado un docente capaz de trazar buenos mapas de ruta, cartografías inteligentes de una enseñanza entendida como desafío práctico. Las tecnologías han mirado, en el mejor de los casos, a un docente “arquitecto”, como lo denomina Brailovsky (2020), preocupado sobre todo por el diseño de la clase.

Por otro lado, está el docente que piensa su clase como encuentro, como un lugar habitado desde el cuidado de todo lo que allí suceda, esto implica que estará focalizado en prestar atención, en brindar el propio tiempo y el propio pensamiento en forma amorosa y honesta. Como dice Brailovsky (2020), sería un docente “anfitrión” del encuentro educativo.

El ser un docente “arquitecto” permite construir una reflexión estratégica, situada, consciente de las ventajas y desventajas de los recursos y dispositivos empleados, aun cuando estos no fueran tecnológicos. La mirada está puesta en la estructura y en el contexto. El ser un docente “anfitrión” permite percibir lo singular, aquello que sucede en cada encuentro.

En el marco de la virtualización de la enseñanza, es deseable que los docentes busquen lograr esa delicada alquimia entre arquitecto y anfitrión.

Los docentes se encuentran ante el desafío y la oportunidad de formarse para pensar y diseñar una articulación virtuosa entre lo digital y lo analógico presencial. La interacción, la sociabilidad, la excelencia académica, y la construcción de un vínculo pedagógico formativo y atento, constituyen elementos claves para generar experiencias de aprendizaje nutritivas y memorables.

Nota: artículo vinculado a la investigación en curso “Sostenibilidad de los Cambios Generados por la Virtualización en las carreras de posgrado ante la crisis de Covid 19 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.” Vicerrectorado de Investigación y Desarrollo. Universidad del Salvador

Referencias Bibliográficas

 

Alvarado Nando, M. (2020). Una nueva forma de educar en educación superior. Desafíos para la continuidad. En M. Alavarado Nando, La Pandemia de la Covid19 como Oportunidad para Repensar la Educación Superior en México: Políticas, prácticas y experiencias. (pág. 31-39). México: Amaya ediciones.

Brailovsky, D. (2020). Ecos del tiempo escolar. En Dussel, Ferrante y Pulfer; Pensar la educación               en tiempos de pandemia. Entre la emergencia, el compromiso y la espera. (pág. 149). Argentina: Editorial Universitaria.

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Laura Sager

Investigadora de USAL. MBA Management Estratégico UP. Coach Organizacional USAL. Coach de Equipos EEC. Socióloga UBA.

Marcia Paz

Consultora y facilitadora en Coaching y Cambio Organizacional. Profesora en carreras de grado y posgrado (USAL). Investigadora (USAL). Mg. En Coaching y Cambio Organizacional (USAL). Profesora Nacional de Educación Física (UNLU)

Flavia Stuart Presas

Consultora en Coaching y Cambio Organizacional. Profesora Titular de Cátedra (USAL). Investigadora (USAL). Mg. en Coaching y Cambio Organizacional (USAL). Contadora Pública (UBA).

Alejandrina Senor

Asesora y consultora - Lic. en Ciencias Políticas -UNR. Mg. en Coaching y Cambio organizacional -USAL. Profesora en posgrado Magister en coaching y cambio organizacional -USAL y la Especialización en Liderazgo y Desarrolo personal -USAL. Investigadora USAL. Coaching sistémico. Asesora en Organismos Internacionales y Transporte Aéreo.

Santos Ángel Depine

Médico. Especialista en Nefrología , Magister en Salud Pública, Magister en Coaching y Cambio Organizacional y Doctor en Educación Superior.

Gabriel Urchipía

Docente e investigador de posgrados de la Universidad del Salvador (USAL), Buenos Aires (UBA). Tiene una Maestría en Administración de Negocios (MBA) en Estados Unidos. Fue miembro del Consejo de Regencia del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA y es Facilitador y Consultor en talleres y cursos de liderazgo y planeamiento estratégico.

Deja un comentario

Botón volver arriba
X