fbpx
EducaciónNoticias

Unicef Argentina: el 91% de los hogares encuestados con estudiantes en edad escolar tuvieron clases presenciales

Informe “Impacto de la pandemia en la educación de niños, niñas y adolescentes” presentado por UNICEF

Fuentes: UNICEF Argentina y Ministerio de Educación de la Nación

El ministro de Educación de la Nación junto con los ministros y ministras y equipo técnicos de las 24 jurisdicciones analizaron el informe “Impacto de la pandemia en la educación de niños, niñas y adolescentes” presentado por UNICEF, construido en base a una encuesta de hogares de todo el país. El mismo revela que el 91% de los hogares argentinos reportó que los chicos y las chicas tuvieron clases presenciales, y solo un 9% aún no retomó la presencialidad.

El informe muestra que la escolarización adoptó distintas modalidades: en la mayoría de las jurisdicciones se implementaron modelos mixtos (combinan presencialidad y clases remotas); otras priorizaron la presencialidad completa, mediante jornadas reducidas y organización de las aulas en burbujas. Finalmente, un tercer grupo solo sostuvo escolaridad remota.

En mayo el 67% de los hogares reportó que las niñas, niños y adolescentes asistían a la escuela con modalidad combinada o presencial exclusiva. El 33% restante continuaba su educación a distancia, ya sea por efecto de suspensiones temporales, por casos o sospechas de casos positivos en las escuelas, o bien por decisiones jurisdiccionales vinculadas con la situación sanitaria.

Las percepciones de las personas encuestadas evidenciaron que hubo un fuerte trabajo de las escuelas, sus equipos directivos y docentes para que la vuelta a las aulas se produjera en entornos seguros y cuidados. La difusión de los protocolos de regreso a clases fue exitosa: prácticamente la totalidad de los adultos consultados afirmó conocer y comprender las pautas y recomendaciones de los protocolos escolares. Y 9 de cada 10 afirmó que, en las escuelas, se cumplen.

Asimismo, el relevamiento comprobó que la presencialidad escolar tuvo un impacto sumamente positivo entre las y los estudiantes: 9 de cada 10 familias destacaron que el regreso a las aulas había mejorado el estado de ánimo de las niñas y niños del hogar. En la misma proporción, los y las adolescentes afirmaron que se sintieron contentos al volver a la escuela y de encontrarse con sus pares. Se destaca también, entre los adolescentes, mayor motivación con el estudio y la realización de tareas.

Lo que pasó en cada una de nuestras escuelas

Según el informe, un tercio de los hogares cuyos estudiantes habían retornado a las aulas experimentaron interrupciones por contagios en sus correspondientes “burbujas”.

En cuanto a la labor de difusión de los protocolos de regreso a clases fue muy exitosa: prácticamente la totalidad de las personas adultas consultadas afirmaron conocer y comprender las pautas y recomendaciones de los protocolos escolares (97%) sin que se observen variaciones relevantes por región o nivel socioeconómico de los hogares.

La dimensión comunicacional ha jugado sin duda un rol clave en la construcción de confianza entre las familias respecto de las capacidades de las escuelas y sus equipos docentes de generar entornos seguros para el regreso a clases y cumplir con los protocolos.

En cuanto a la opinión de los estudiantes, 9 de cada 10 adolescentes encuestados afirmaron que se sintieron contentos
al volver a las aulas y la misma proporción destacó el impacto positivo de reencontrarse con sus compañeras y compañeros de escuela.

Barreras para sostener la escolaridad

El informe “Impacto de la pandemia en la educación de niños, niñas y adolescentes” también advierte sobre el deterioro de las condiciones sociales y económicas en hogares por la pandemia COVID-19, y su proyección en las trayectorias escolares y en el ejercicio de los derechos de niñas, niños y adolescentes en 2020.

El documento indica también que el 78% de los adolescentes que abandonaron la escuela en 2020 retomaron la escolaridad en 2021. El principal motivo por el que no volvieron se debe al desenganche de la escuela durante la pandemia y no querer seguir estudiando.

En el 6% de los hogares relevados, por lo menos uno de los chicos o las chicas interrumpió su escolaridad durante 2020: ello representa que como mínimo 357 mil niños y niñas dejaron sus estudios en el primer año de la pandemia y hasta más de 690 mil. En 2021, 8 de cada 10 hogares donde hubo estudiantes que abandonaron la escuela reportaron que la retomaron. Sin embargo, en el 19% restante los chicos y chicas no volvieron a clases, con fuertes disparidades entre regiones. En el noroeste y en el AMBA, estos valores ascienden a 29% y 26% respectivamente.

El acceso a la tecnología es uno de los desafíos más relevantes que se advierten en el actual contexto de escolaridad en pandemia. Si bien se identifica una leve mejora respecto del 2020, la situación aún es compleja en tanto 1 de cada 2 hogares no cuenta con una computadora para uso escolar en la casa. El análisis conjunto de equipamiento y conectividad muestra que, en 2021, el 26% de los hogares tiene una situación desfavorable: no tienen dispositivos para trabajo escolar o no tienen internet domiciliario. Adicionalmente, los datos muestran que 1 de cada 4 hogares cuyos chicos y chicas cursan exclusivamente a distancia carecen de recursos TIC.

El informe “Impacto de la pandemia en la educación de niños, niñas y adolescentes” se enmarca en la cuarta encuesta de UNICEF a hogares con chicos y chicas, representativa de todo el país, realizada entre el 24 abril y 12 mayo de este año.

Impacto-de-la-pandemia-en-la-educacion-de-ninas-ninos-y-adolescentes

close

Hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate gratis para recibir toda la información sobre eventos educativos, cursos, noticias y recursos para educadores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Mostrar más

Gestión Educativa

Revista Gestión Educativa

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
X